Sobrevive jefe de inteligencia provincial afgano a ataque explosivo

Abdul Samad, el jefe de inteligencia de la provincia de Farah, en el oeste de Afganistán, sobrevivió a un ataque con bomba que dejó un niño muerto y otros 15 heridos, informaron hoy autoridades locales.

Una motocicleta cargada de explosivos fue detonada cuando pasaba el convoy del general Abdul Samad, titular de la Dirección Nacional de Seguridad (NDS) en la provincia de Farah, señaló el portavoz de la policía local, Fawad Askari.

Abdul Hakim, un médico en el Hospital Civil de Farah, reportó que recibió el cuerpo de un niño y 15 heridos, dos de ellos en estado crítico, señaló la agencia afgana de noticias PAN (Pajhwok Afghan News).

El portavoz talibán, Zabihullah Mujahid, afirmó que el atacante suicida mató al jefe de los espías y provocó heridas a varios funcionarios de la NDS.

En otro hecho, al menos 15 talibanes murieron y decenas más resultaron heridos a raíz de las operaciones militares conjuntas del Ejército Nacional Afgano y las fuerzas de la Policía Local Afgana (ALP) en la provincia sureña de Helmand de Afganistán.

De acuerdo con funcionarios del gobierno local, los militantes talibanes sufrieron fuertes bajas durante las operaciones, y las fuerzas de seguridad afganas no sufrieron ninguna baja.