Abordarán Seúl y Pyongyang caso sobre familias separadas

El régimen de Corea del Norte aceptó la propuesta de su contraparte del Sur para celebrar, en la zona de Panmunjom, conversaciones para concertar las reuniones de las familias separadas por la guerra entre 1950-1953.

Ambas partes se reunirán mañana viernes para intentar que los encuentros familiares tengan lugar durante o en las fechas próximas al Día de Acción de Gracias Coreano o Chuseok, que este año cae el 19 de septiembre.

En caso de que las reuniones familiares tengan lugar, será la primera vez desde finales de 2010 en que las familias del Norte y del Sur puedan reunirse con familiares que no han visto desde hace más de seis décadas, reportó la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

La presidenta surcoreana Park Geun-hye fue la primera en solicitar las reuniones de las familias separadas en su discurso del Día de la Liberación, pronunciado la semana pasada.

En Corea del Sur hay cerca de 73 mil personas que han solicitado reunirse con sus familiares del Norte. Desde el año 2010 sólo ha habido 18 reuniones de este tipo.

Pyongyang también ha pedido que las conversaciones a nivel de trabajo sobre la posible reanudación de los viajes turísticos al complejo de la montaña de Kumgang, que ha estado cerrado desde hace casi cinco años, tengan lugar lo antes posible.

El Ministerio de Unificación surcoreano señaló que Corea del Norte quiere que la reunión sobre Kumgang tenga lugar a finales de agosto o a principios de septiembre, en lugar de la fecha propuesta por Seúl del 25 de septiembre.