Destacan incremento de divorcios por facilidades para su trámite

Desde las reformas que permitieron el divorcio incausado o "exprés", el número de éstos en la ciudad de México se incrementó 300 por ciento, y con ello el alza consecuente en la carga de trabajo, informó el consejero de la Judicatura del Distrito Federal, Héctor Samuel Casillas Macedo.

Entrevistado en el marco de un foro organizado por el TSJDF, indicó que el trabajo de los 42 juzgados familiares que funcionan en la capital del país ha aumentado de manera importante, y aunque los tribunales han logrado resistir esa carga, es necesario pensar ya en la forma de enfrentar esa realidad, antes de que éstos colapsen.

Aun cuando el número de juzgados para la cantidad de gente que vive en la capital es insuficiente, se está pensando en subdividir los 43 juzgados para hacer 84, lo que requiere un gran esfuerzo en recursos materiales y capacitación de personal, enfatizó.

Paralelamente a ello, añadió, la introducción de los juicios orales en materia familiar ayudará a aligerar la carga de trabajo, al hacer más ágiles y rápidas las resoluciones de las controversias familiares.

En este punto, Casillas Macedo informó que luego de más de dos años de preparación, está previsto que en octubre próximo empiecen a funcionar los primeros juzgados orales en materia familiar, los cuales irán creciendo paulatinamente en número.

Durante el foro organizado por el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF) sobre el tema "Consecuencias del divorcio en la pareja y los hijos", el consejero de la Judicatura capitalina reconoció que la facilidad para obtener el divorcio ha disparado su número.

Sin embargo, precisó que tal situación no se debe sólo a las reformas legales, sino también al cambio generacional y cultural, pues ahora es más común que las parejas estén dispuestas a darse una nueva oportunidad si consideran que su relación no es satisfactoria.

Casillas Macedo hizo notar también que, si bien el divorcio se otorga ahora casi en automático, sin necesidad de que los cónyuges tengan que acreditar una causa, los juicios aún son difíciles y prolongados como antes, cuando hay conflictos por los hijos o por los bienes.

Al respecto, recomendó a las parejas alcanzar un buen convenio de separación antes de llegar a los tribunales, pues todavía al menos 65 por ciento de los divorcios deben resolverse en la vía contenciosa y sólo 35 por ciento se dan con la avenencia de las partes.

Respecto a las pensiones alimenticias para los dependientes, el consejero lamentó que prevalezca la cultura del incumplimiento, a pesar de que ahora los jueces tienen la facultad de imponer multas u ordenar arrestos para los incumplidos.

Esas medidas de apremio no han sido suficientes, por lo que sugirió a los diputados de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal considerar que se tipifique como delito la falta de pago de la pensión alimenticia.