Advierten en Guanajuato sobre riesgo de procedimientos estéticos

Tras la muerte de un joven de 23 años por presuntamente inyectarse un aceite mineral en los glúteos en una clínica de belleza, la Secretaría de Salud alertó a la población a tomar precauciones al someterse a procedimientos estéticos.

La dependencia informó que al acudir a establecimientos donde se realizan servicios y procedimientos de embellecimiento, es importante observar que el lugar cuente con licencia sanitaria y aviso de responsable sanitario si se tratara de unidades hospitalarias en donde se realizan actos quirúrgicos u obstétricos.

Así también, el aviso de funcionamiento y responsable sanitario en caso de consultorios médicos y especializados y personal Médico con documentación profesional que se encuentre a la vista del público.

En el caso de que en el establecimiento se lleven a cabo procedimientos invasivos o quirúrgicos que modifiquen la apariencia de la persona, el médico debe ser especialista en cirugía plástica y reconstructiva, quien elaborará el expediente clínico correspondiente.

Asimismo, la clínica debe contar con mobiliario, equipo e instrumental necesario y áreas propias para el servicio, las cuales deben encontrarse en buen estado de mantenimiento y aseo.

La dependencia advirtió que los riesgos a los que la población puede exponerse al realizarse procedimientos estéticos por personal no profesional, o la aplicación de sustancias no autorizadas para ser introducidas en el organismo en establecimientos no aptos, pueden producir daños en la piel, reacciones alérgicas, deformación anatómica del cuerpo, quemaduras, marcas, cicatrices, secuelas irreversibles, perdida de órganos y/o tejidos y en ocasiones la muerte.

Fue en Celaya donde el pasado lunes un joven de 23 años, identificado como Juan Noé Ramírez Jáuregui, murió presuntamente por el suministro de un medicamento en los glúteos en una clínica de belleza de este municipio.

La Dirección de Averiguaciones Previas de la Subprocuraduría de la Región C informó que se tuvo conocimiento del hecho la mañana del pasado lunes, cuando el área de Trabajo Social del Hospital General Regional dio aviso de una persona fallecida.

El funcionario señaló que el hermano del hoy occiso refirió que le habían suministrado un líquido denominado biapolímero, que al parecer es un aceite mineral, el cual le fue inyectado en los glúteos el día sábado, aproximadamente a las 19:00 horas.

Se le aplicó una dosis de 10 cápsulas de este aceite, mientras que el domingo le fue inyectada una cápsula y media más.