Anuncia primer ministro italiano que el empleo será la prioridad

El nuevo primer ministro italiano, Enrico Letta, anunció hoy que la creación de empleos será la prioridad de su gobierno y ya no la austeridad, además de que confirmó la suspensión del impopular impuesto sobre la casa creado por su predecesor.

Letta compareció a primera hora de la tarde ante la Cámara de diputados para pedir el voto de confianza a su Ejecutivo de coalición, que incluye a integrantes del centroizquierdista Patido Democrático (PD), del derechista Partido del Pueblo de la Libertad (PDL) y a otras figuras independientes.

Al recordar que el presidente de la república, Giorgio Napolitó ha exhortado a hablar con la verdad, el premier subrayó que la situación económica de Italia es aún grave.

"La deuda pública pesa como una piedra sobre las generaciones presentes y futuras, el gran esfuerzo de (Mario) Monti (el jefe de gobierno saliente) fue poner las premisas para el crecimiento", anotó.

Pero reconoció que "sólo de saneamiento (económico) Italia muere" y que "después de un decenio sin crecimiento, las políticas para la recuperación no pueden esperar" pues "ya no hay tiempo".

"En las sedes europeas estableceremos las estrategias para arribar al crecimiento sin comprometer el saneamiento de las finanzas públicas, la Unión Europea está en crisis de legitimidad justo ahora que los ciudadanos la necesitan", afirmó.

Consideró que Europa puede retornar a ser motor de crecimiento sostenible si se abre y dijo que visitará Bruselas, París y Berlín para confirmar que su gobierno es europeísta.

Letta, de 46 años de edad, afirmó que es necesario superar el actual sistema de fiscalización de la casa-habitación, por lo que anunció la suspensión del Impuesto Inmobiliario Unico (IMU), creado por Monti, en espera de una reforma global en la materia.

"Nosotros seremos serios y creíbles en el saneamiento de las cuentas públicas, basta con las deudas descargadas en la vida de las generaciones sucesivas y es por eso que la reducción fiscal sin endeudamiento será un objetivo amplio", declaró.

Confirmó que la primera prioridad de su gobierno será la creación de empleos, pues sólo con más puestos de trabajo se puede salir del empobrecimiento.

En ese sentido, dijo que su Ejecutivo ayudará a las empresas a contratar jóvenes a tiempo indeterminado en el marco de una política de reducción del costo del trabajo.

Asimismo, anunció un nuevo impulso al sistema previdencial, con el objetivo de ayudar a los más necesitados y creando formas de ingreso mínimo para las familias pobres con hijos.

También se pronunció a favor de una mayor integración de los inmigrantes y dijo que bajo esa óptica debe ser visto el nombramiento como ministra de Integración de Cecile Kyenge, nacida en la República Democrática del Congo y nacionalizada italiana.

Letta también exhortó a la clase política a "recuperar decencia, sobriedad, sentido del honor y del servicio" y anunció la eliminación del salario para los ministros de su gobierno que ya reciben ingresos en su calidad de parlamentarios.

Además, confirmó la abolición de la ley de financiamiento público de los partidos y medidas de control y vigilancia a los financiamientos a los grupos políticos.

Tras el discurso del primer ministro, la Cámara de diputados inició el debate.

Después de las 18:30 horas locales se esperaba una nueva intervención de Letta, mientras el voto de confianza al nuevo gobierno estaba previsto para la noche de este, lunes en la Cámara baja y por la mañana del martes en el Senado.