Emite Consejo de Seguridad enérgico llamado a cese al fuego en Siria

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas hizo hoy "un enérgico llamado" al cese al fuego en Siria, tras recibir reportes de la muerte de cientos de personas por un presunto ataque gubernamental con armas químicas.

En una declaración a la prensa, la representante permanente de Argentina ante la ONU, María Cristina Perceval, dijo en su calidad de presidenta mensual del Consejo de Seguridad que existe preocupación en el organismo sobre los reportes del uso de armas químicas.

Agregó que el Consejo debe seguir la situación de cerca, y recordó que "el uso de armas químicas por cualquiera de las partes, bajo cualquier circunstancia, es una violación al derecho internacional".

El Consejo de Seguridad celebró también la determinación del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, de iniciar "una investigación exhaustiva, pronta e imparcial" sobre el uso de armas químicas en Siria.

El organismo, que recibió un informe del vicesecretario general de la ONU, Jan Eliasson, sobre la situación en Siria, ofreció sus condolencias a las víctimas de la violencia en ese país y a sus familias.

Eliasson manifestó que al margen de las conclusiones a las que llegue la actual misión de la ONU en Siria para investigar el uso de armas químicas en tres instancias, el incidente reportado este miércoles representa un escalamiento en la violencia en ese país.

Pidió por ello al gobierno de Siria que conceda acceso irrestricto a la misión de la ONU para cumplir de manera satisfactoria su pesquisa.

Fuentes diplomáticas dijeron que Rusia y China bloquearon una propuesta de declaración presidencial oficial de Estados Unidos, para que el Consejo de Seguridad pidiera a Siria permitir una indagación de la ONU de todas las instancias en que se sospeche el uso de armas químicas.

El director para la ONU del organismo Human Rights Watch, Phillippe Bolopion, emitió una declaración en que criticó a Rusia y China por "fallar a las víctimas" en Siria, en momentos en que se "enfrentan serias sospechas del uso de armas químicas en Siria".

Ambos países "escogieron una vez más proteger a una gobierno que ha estado masacrando a su propia población", dijo Bolopion, por lo que pasarán a la historia como dos de los mayores habilitadores de las sangrientas tácticas para reprimir al pueblo de Siria.