Cardenal margina de Conferencia a obispo hondureño aliado de pobres

El cardenal Oscar Andrés Rodríguez excluyó de la Conferencia Episcopal de Honduras al obispo Luis Alfonso Santos, considerado un firme aliado de la población pobre y más vulnerable del país, entre ellos los indígenas.

"El 10 de agosto yo llegué a la reunión de la Conferencia Episcopal, pero el cardenal Oscar Andrés Rodríguez me dijo: 'perdone, monseñor, pero ahorita estamos elaborando la agenda de esta reunión y usted ya no pertenece a la Conferencia Episcopal'", dijo hoy Santos.

El religioso afectado fue durante décadas obispo del departamento de Copán, en el occidente de Honduras, y en esa calidad integrante de la Conferencia Episcopal, bajo la presidencia del cardenal Oscar Andrés Rodríguez.

Hace un par de años, Santos, de 75 años, se separó de sus funciones en la diócesis de Copán debido a su edad, pero se mantuvo activo en la defensa de los indígenas, de grupos ambientalistas que luchan contra las mineras de la zona y de otros sectores populares.

Santos explicó que habló con monseñor Juan José Pineda, brazo derecho del cardenal, a quien explicó que para excluirlo de la Conferencia se deben reformar sus estatutos.

"Al día siguiente, Juan José Pineda, muy contento, me dijo que iban a tomar en cuenta mis observaciones 'y vamos a reformar los estatutos', lo que equivale a dejarme fuera de la Conferencia", apuntó el prelado católico.

El obispo Santos condenó el golpe de Estado contra el presidente Manuel Zelaya el 28 de junio de 2009, una postura contraria al del cardenal Rodríguez.