Reformas, oportunidad de México para elevar crecimiento: SHCP

La agenda de reformas estructurales es la oportunidad que tiene México para elevar su potencial de crecimiento, que en la actualidad está entre 2.0 y 4.0 por ciento, destacó el subsecretario de Hacienda y Crédito Público, Fernando Aportela Rodríguez.

Al participar en la 14 Conferencia Anual de la calificadora Moody´s Investors Service, refirió que la dependencia revisó este martes su pronóstico de crecimiento económico para este año, de 3.1 a 1.8 por ciento, debido al impacto que ha tenido el menor dinamismo de la economía mundial sobre México.

El funcionario de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) afirmó que, pese a este contexto externo de menor crecimiento, México ha logrado diferenciarse de otros países por aspectos como la solidez de las finanzas públicas y el manejo prudente de su deuda, los cuales se han construido en años y se han fortalecido en esta administración.

En representación del titular de la SHCP, Luis Videgaray Caso, el funcionario comentó que la capacidad estructural de crecimiento de la economía mexicana está actualmente entre 2.0 y 4.0 por ciento, dependiendo del sector externo.

"En la medida en que se pueda procesar la agenda de cambio estructural y mantengamos la solidez, los fundamentales sólidos de la economía mexicana, las perspectivas de crecimiento son favorables", argumentó.

Apuntó que la agenda de cambio estructural, que incluye reformas como la educativa, de telecomunicaciones, financiera o energética, lo que hará es propiciar un cambio en la capacidad estructural de crecimiento de la economía mexicana.

"Es en ese sentido donde tenemos esta oportunidad, y la oportunidad se puede desarrollar y, por ello, considero que tenemos buenas perspectivas hacia adelante", resaltó Aportela Rodríguez.

Aseguró que a pesar de la baja en el pronóstico de crecimiento que hizo este martes la SHCP, la tasa anual de crecimiento del empleo sigue en niveles de 3.0 por ciento, y la del crédito al sector privado en 8.0 por ciento.

Afirmó que estos "son motores" de crecimiento de la economía mexicana que apoyan el desempeño económico que espera la Secretaría de Hacienda para todo el año, aunado a un mayor dinamismo de la economía de Estados Unidos.

Insistió en que México se ha logrado diferenciar de otros países en este entorno de debilidad económica a nivel mundial, porque ha fortalecido las finanzas públicas y tiene una percepción favorable entre los inversionistas internacionales.

No obstante, reconoció, "hay una tarea pendiente", que es elevar la capacidad de crecimiento potencial de la economía mexicana, que está entre 2.0 y 4.0 por ciento, y ésta puede ser mayor o menor, según el comportamiento del entorno externo.

En su opinión, uno de los factores que explica la capacidad estructural de crecimiento de la economía mexicana en estos niveles es el comportamiento de la productividad, que entre 1981 y 2011 ha tenido una caída promedio anual de 0.7 por ciento.

Para crecer más rápido, dijo, se impulsa una agenda de cambio estructural, "estamos en un momento muy importante para nuestro país, porque estamos logrando y teniendo la capacidad de discutir estos temas".

El subsecretario de Hacienda y Crédito Público expuso que el objetivo de las reformas estructurales es beneficiar a todos los sectores de la población, sobre todo a los de menores ingresos y a las empresas pequeñas.

"Lo importante hacia adelante es preservar los factores estructurales de solidez de la economía mexicana y trabajar en este cambio profundo que está impulsando el presidente Enrique Peña Nieto, para que haya un mayor dinamismo en el tiempo de crecimiento económico y que eso se pueda reflejar en la gente", añadió.