Reformas darían "un segundo momento" a México: Moody's

La aprobación de las reformas estructurales más importantes para el país, la energética y la fiscal, "un segundo momento para México", más relevante que el anterior, porque estaría mejor fundamentado, aseveró el director de riesgo soberano de Moody's, Mauro Leos.

En conferencia de prensa, precisó que ahora, México atraviesa por una pausa por dos razones: el menor crecimiento económico esperado y la presentación y posterior debate de las reformas estructurales que tiene, que ver con la perspectiva del resto del sexenio.

"Dependiendo del resultado que eso tenga, no debiera ser sorpresa que hubiera un segundo momento para México, sería un momento con más fundamentos, porque el momento anterior en buena medida reflejó la dinámica acelerada de crecimiento de los últimos años", mientras que el nuevo momento estaría sustentado en razones de fondo, opinó.

Explicó que la pausa se debe a que ya se entró al periodo de definición de las reformas estructurales, a pesar de que ya hay reformas que se aprobaron y que no son despreciables como la de telecomunicaciones; pero el mercado espera los grandes en materia energética y fiscal.

"Entonces estamos en una pausa en donde se va a definir qué va a pasar, los jugadores están empezando a mostrar las cartas... Y se va a jugar el juego en San Lázaro, y eso es un elemento de pausa, porque dependiendo del resultado el rumbo puede ser significativamente diferente, sobre todo si es positivo", dijo.

Otro elemento de pausa más reciente, abundó, "está vinculado con el temblor", la reducción en las estimaciones de crecimiento para la economía mexicana por parte del gobierno federal, a 1.8 por ciento.

Resaltó que los mercados son "maniaco depresivos" y muy corto placista, sin embargo, esta pausa eventualmente se revertiría cuando empiecen a mejorarse los resultados de crecimiento.

"Nosotros no vemos que haya elementos de fondo que mantengan reprimido el crecimiento, por lo menos en 2014", y previó que dicha situación se mantengan hasta finales del año.

El especialista añadió que es muy probable que Moody's discuta temas relevantes para la calificación soberana de México, que es de Baa1, durante el resto del año, aunque comentó que es difícil ver una mejora en el grado en la ausencia de cambios fundamentales en áreas críticas, como la energética.

Precisó que los cambios que se aprueben deben de llevar una modificación en la tendencia de producción e inversión, "eso es una reforma estructural porque ya reencamina el rumbo del sector, y en el caso de México es relevante en sí mismo por su vinculación con el tema fiscal y con el crecimiento".