Pide comisario europeo a Alemania que abandone austeridad en Eurozona

El comisario europeo de Empleo y Asuntos Sociales, László Andor, lanzó hoy un llamamiento a Alemania para que ponga fin al imperativo de la austeridad en la Eurozona.

"El ahorro por sí solo no produce crecimiento. Para esto son necesarias ulteriores inversiones y un aumento de la demanda", dijo el comisario europeo en una larga entrevista publicada por el diario alemán de centro izquierda Süddeutsche Zeitung.

Según Andor, países como Italia, Francia y España necesitan más tiempo para cumplir con los objetivos de déficit estipulados en el ámbito del Pacto Fiscal en la Unión Europea (UE), para poder invertir e impulsar el crecimiento.

"El crecimiento puede ser impulsado sólo cuando esos países pueden contar con más tiempo para reducir el déficit", dijo Andor, quien denunció además que en los últimos años en Europa se asistió a una "campaña agresiva contra la demanda", a través de políticas de austeridad.

Las dudas de Alemania y otros países norte europeos de que las naciones afectadas por la crisis puedan endeudarse excesivamente es infundada, según el comisario.

"La pregunta es: ¿Cómo se reducen las deudas? Si no se deja espacio para el crecimiento, personalmente no veo como pueden reducirse las deudas", insistió Andor.

El comisario europeo advirtió además del riesgo de una emigración masiva de ciudadanos desde los países afectados por la crisis. Sólo Alemania, en el primer semestre de 2012 recibió medio millón de inmigrantes desde el sur de Europa.

"No puedo excluir que tenga lugar una ola de emigración masiva. Algunas personas comparan la situación con la situación en Estados Unidos, cuando en el siglo XIX, tras la guerra civil, hubo una ola de inmigración desde el sur hacia el norte", dijo.

Para evitar que esto ocurra es fundamental volver a impulsar el crecimiento en los países del sur de Europa.

Alemania tiene que contribuir en esto, según Andor, cambiando su modelo, que actualmente se centra en mantener bajos los sueldos impulsando las exportaciones.

"La comisión europea aconseja a Alemania estimular la demanda interna a través de salarios más altos, tal y como la introducción en base amplia del salario mínimo", explicó.

Frente al superávit de las exportaciones, "no se puede justificar que los alemanes sigan manteniendo la competición en los salarios". Para superar la crisis, según el comisario, es necesario que cambien sus políticas también los países que siguen creciendo.

"Si esto no ocurre, la unión se puede desintegrar. La cohesión ya se perdió por la mitad", concluyó Andor tras recordar a Alemania que la dramatización de la "inmigración de pobres" no está justificada.

En tiempos recientes, los ministros de Interior de Alemania y otros tres países exigieron que los inmigrantes que nunca trabajaron y pagaron impuestos en sus países no deberían cobrar las mismas prestaciones sociales de los otros ciudadanos.