Retrasa Athletic el "alirón" del Barcelona en la Liga española

El FC Barcelona tendrá que esperar una semana más para proclamarse matemáticamente campeón de la Liga española de futbol, luego del empate de este fin de semana en el "clásico" de San Mamés contra el Athletic de Bilbao (2-2).

El equipo "culé" esperaba cerrar el campeonato en el legendario estadio de San Mamés de Bilbao con una victoria y que el Madrid tropezara en el difícil partido ante su oponente en la capital, pero ni pudo con el conjunto del norte de España ni los madridistas fallaron.

Antes de la citada jornada, la diferencia entre los dos equipos más importantes de España era de 13 puntos, ahora, con el desliz de uno y la victoria del otro, es de 11.

Con 15 puntos por disputarse, cinco fechas, se cree en España que este título liguero está ya casi en las vitrinas del equipo barcelonés y que el Madrid desde hace tiempo no tiene nada que hacer.

Será en esa jornada, la 34, cuando el equipo dirigido por Francesc Tito Vilanova intentará levantar su título número 22. 10 más tiene el Real Madrid, el más laureado en España.

En ella, recibirán en su estadio al Betis de Sevilla, equipo del sur del país ibérico y el Real Madrid hará lo propio con el Valladolid.

En teoría son dos partidos "asequibles" para estos dos gigantes del futbol español, pero los de Barcelona confían en un traspié de los capitalinos para garantizarse por fin el campeonato.

Si esto no sucediera, la siguiente posibilidad sería en la jornada 35 cuando los madridistas viajan a Barcelona para enfrentarse al combativo Espanyol, uno de los equipos revelación de la segunda vuelta, entrenado por el mexicano Javier Aguirre, y los 'culés' se medirán al Atlético de Madrid en un duelo de gran interés.

Sea en la fecha que sea, el famoso "alirón", palabra que se usa en España cuando un equipo por fin logra un título, se da éste por seguro para el Barcelona que acumularía un registro de gran mérito: ganar cuatro de las últimas ligas.

Sería la sexta en la última década del equipo liderado por el astro Lionel Messi y un laurel de gran mérito debido a la regularidad que presentaron los azulgrana durante esta competencia.

Aun con ganas de conseguir este título, el Barcelona tiene en la cabeza hacer la hazaña de la vuelta al nefasto resultado obtenido en la ida de las semifinales de la Champions.

Con un adverso de 4-0 ante los alemanes del Bayern de Munich, esperan este miércoles obtener un resultado histórico y pasar a la final de la citada competencia en su estadio del Camp Nou.