Preocupa a gobierno de Guatemala estancamiento legislativo de TLC

El gobierno guatemalteco expresó su preocupación por el estancamiento legislativo que impide la ratificación de acuerdos comerciales y de cooperación con México, la Unión Europea (UE) y Perú.

El ministro de Economía de Guatemala, Sergio de la Torre, dijo en entrevista con Notimex que las disputas en el Congreso (unicameral, 158 diputados), impiden que se retome el trámite y aprobación de iniciativas de ley en materia económica "fundamentales para el país".

La oposición que domina en el Congreso, encabezada por el derechista partido Libertad Democrática Renovada (Lider), tiene paralizada la agenda legislativa desde fines del año pasado al concentrar acciones en la interpelación (fiscalización) del Ejecutivo.

El ministro de Cultura y Deportes, Carlos Batzín, comparece desde hace casi cuatro meses ante los diputados de Lider, que llevan adelante un proceso de interpelación contra el funcionario, con lo cual tienen bloqueado el debate de los proyectos de ley.

De la Torre dijo que el gobierno del presidente Otto Pérez Molina, impulsa "una amplia estrategia de atracción de inversiones y de diversificación de mercados" con el fin de propiciar el crecimiento económico y la generación de empleos.

Según la agencia de promoción de las inversiones de Guatemala, el año pasado el país registró un ingreso de mil 250 millones de dólares de inversión extranjera, un 25 por ciento más que el monto obtenido en 2011 y estiman que este rubro aumentará con los acuerdos comerciales.

De la Torre dijo que los acuerdos comerciales son importantes para impulsar las inversiones, las exportaciones y el comercio, lo cual contribuye al bienestar de la población por medio de trabajo y mayores ingresos para la gestión pública.

Precisó que las exportaciones guatemaltecas crecieron 600 por ciento desde que Guatemala estableció en marzo de 2001 un Tratado de Libre Comercio (TLC) con México, como parte del Triángulo Norte Centroamericano, que incluyó también a Honduras y El Salvador.

Los gobiernos de los países de Centroamérica y México negociaron el año pasado un acuerdo de Convergencia que sustituyó a los acuerdos de libre comercio suscritos de manera separada por cada país de la región con los mexicanos.

Los países de Centroamérica completaron en sus respectivos parlamentos el proceso de ratificación del convenio comercial de Convergencia con México, salvo Guatemala, cuyo trámite continúa en el Congreso Nacional.

"Los tres acuerdos comerciales (con México, la UE y Perú) son sumamente importantes para Guatemala, pero están detenidos en el Congreso. El sólo atraso en la entrada en vigencia ya significa pérdidas económicas y de empleos", advirtió el ministro de Economía.

En el caso del Acuerdo de Asociación (AA) de Centroamérica con la UE, fue ratificado por los parlamentos europeo, de Panamá, Honduras y Nicaragua, y entrará en vigencia el próximo 15 de mayo.

De la Torre dijo que Guatemala "exporta casi 700 millones de dólares al año al mercado de la UE, monto que se ve amenazado por no tener certeza para colocar productos guatemaltecos en esa región, al no formar parte del AA en la fecha establecida".

El AA, que se basa en tres capítulos, entre ellos cooperación, político y comercial, fue suscrito en la cumbre de presidentes de Centroamérica realizada el 29 de junio de 2012 en Tegucigalpa, Honduras.

El Sistema Generalizado de Preferencias entre ambas regiones, vencerá a finales de 2013, y será sustituido por el AA, que cubre 96 por ciento de las fracciones arancelarias e incluye el acceso inmediato a productos "sensibles" centroamericanos como aceite y camarones.