Pronostican baja densidad de lluvias en el país

La Comisión Nacional del Agua pronosticó una baja densidad en las lluvias, para la próxima temporada, incluso por debajo de la media nacional, con ello el riesgo de una menor captación en las presas y mayor número de recortes o suspensiones en el servicio.

El director general de la Conagua, David Korenfeld Federman dio a conocer que los fenómenos que ingresarán por el océano Atlántico estarán por arriba de la media pero en el Pacífico por debajo y de ello se deriva que 38 por ciento del territorio nacional enfrente un grado de sequía mayor.

"Los municipios considerados como focos rojos están en la frontera entre Tamaulipas y el estado de Texas. Por ello, se realizará un seguimiento minucioso del agua que ha caído entre los meses de enero y abril, con el ingreso de los frentes fríos", explicó.

Lo anterior, para garantizar que las presas de abastecimiento estén siempre en la curva índice con un manejo estricto de la cantidad de agua superficial y subterránea del país, aunque no descartó recortes y disminución en el suministro de agua, dando prioridad al suministro público urbano.

"Ahora la Conagua podrá determinar por cuestiones técnicas y niveles, la reducción voluntaria o obligatoria en los diferentes usos, hay demasiados donde se pueden hacer reducciones a efecto de garantizarlo", declaró.

Para enfrentar la sequía de este año, la dependencia federal desarrolla un programa pre contingente de acción, antes y después de dicha temporada, para tener datos más exactos del estado del clima y desarrollar las acciones necesarias.

"Tener más puntos de medición que nos permitan estimar con mayor calidad y precisión la calidad de lluvia que va a caer o dejar de caer, y alertar temprano cuando vamos a entrar a una sequía", precisó.

Adelantó que será hasta noviembre de este año cuando cuenten con los balances reales en los niveles de almacenamiento de agua y como parte de la estrategia federal en el sostenimiento de la capacidad hídrica en la región, adelantó que este año se presentará de manera conjunta con el gobierno del Distrito Federal y el Estado de México el plan de abastecimiento de los próximos 25 años para el Valle de México.

En éste especificarán sistemáticamente que le toca hacer a cada una de las partes, además de las condiciones que garanticen abastecer mejor al Valle de México.