Deben padres ayudar a sus hijos a encontrar su vocación: Franco

Con obras de los siglos XVII, XVIII y XIX, el flautista mexicano Horacio Franco ofreció hoy un concierto didáctico en la Plaza Leandro Valle, en el Centro Histórico de esta ciudad, donde pidió a jóvenes alcanzar sus sueños en la vida por difíciles que parezcan.

Organizado por la asociación civil Tonoi-Tsonoyen, Franco, quien es considerado uno de los mejores ejecutantes de flauta de pico en el mundo, habló ante unas 100 personas, de cómo fue su incursión en la música, al tiempo que aconsejó a padres de familia presentes a que ayuden a su hijos a encontrar su vocación en la vida.

Dijo que su pasión por la música comenzó a los 11 años en la escuela, cuando en su clase de música, tuvo la oportunidad no sólo de conocer la flauta, sino de descubrir que tenía habilidades para tocarla.

"Me dieron una flauta en primero de secundaria y eso fue lo que determinó mi vida en realidad, pues una de las cuestiones más difíciles de la adolescencia es saber cuáles son nuestras habilidades.

"En la escuela escuché una de las tantas obras de Mozart, de esas que ponen en los dibujos animados y me gustó lo que escuché y dije a eso me quiero dedicar y gracias a eso, a los 11 años determiné que quería ser músico", recordó.

Franco reconoció que no fue una tarea sencilla, pues tuvo que pasar varios obstáculos, el principal, sus padres, quienes no lo apoyaron, por el contrario le pidieron que estudiara una carrera que en verdad le dejara para comer.

"Mi madre me dijo que la música no era una carrera, que me moriría de hambre y que el día en que le llevara un título de abogado, ingeniero o doctor, me brindaría su apoyo", dijo.

Reiteró que escuchar una de las obras del "genio de Salzburgo" fue lo que lo convirtió en lo que es hoy.

En su intervención, rechazó que exista la música clásica, por el contrario, refirió que se trata de música europea.

"La música clásica no es otra cosa que la música europea; los europeos inventaron un sistema de escritura musical, total y lógico, y fue la primera civilización que inventó un lenguaje para la música", señaló el flautista.

Enseguida, Franco sedujo a los presentes con obras como "El ruiseñor inglés", "La folias de España" y un par de sonatas de su ídolo "Mozart", con las que se ganó un fuerte aplauso.

De acuerdo con los organizadores, la intención del concierto es llevar una manifestación artística, en este caso, la música, a quienes no han tenido oportunidad de escucharla.

Lo anterior, con el propósito de crear el interés para que se acerquen a las salas de concierto o bien, a los espacios públicos, grabaciones, televisión o portales de internet, donde puedan disfrutar de este género musical conocido popularmente como "música clásica".

Otro objetivo adicional de mayor alcance es alentar a niños y jóvenes a aprender a tocar algún instrumento musical.