Confía Aureoles que conflicto en UNAM se resuelva a través del diálogo

El coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles Conejo, hizo votos para que el conflicto por la toma de la Rectoría de la UNAM se resuelva por la vía del diálogo y el respeto y con ello ponerle alto a todo tipo de violencia.

El legislador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) condenó los actos de quienes por la violencia se han apoderado de la sede universitaria, afectando con ello el funcionamiento normal de la institución, cuyo prestigio ha puesto en alto el nombre de México.

"En consecuencia, lastimar a la universidad nos afecta a todos, lastima al país, por eso la importancia de que se resuelva pronto y bien este conflicto", expuso en un comunicado.

Consideró como una mala señal que quienes se manifiestan o expresan sus demandas lo hagan de manera encapuchada, "la Universidad es el espacio libre de la expresión de las ideas, del pensamiento, del debate, de la construcción de acuerdos, por ello, no debería haber razón para que los inconformes actúen así".

El diputado por Michoacán hizo votos "porque muy pronto se resuelva el conflicto y que la universidad vuelva a la normalidad y que los grupos de inconformes y más en este esquema de expresarse encapuchados, den la cara. No tienen por qué cubrirse el rostro".

Por otro lado, expresó su felicitación y reconocimiento al rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles, por la adecuada conducción de esta crisis, anteponiendo por encima de todo el diálogo para resolver el conflicto.

El diputado federal reiteró su llamado para evitar que el conflicto por la toma de la Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) vaya a seguir escalando la violencia.

"La UNAM es nuestra, es patrimonio de los mexicanos y no puede ser rehén del capricho o de intereses poco claros", resaltó.

Por muy legítimas que sean las demandas de los estudiantes, añadió, hay que atenderlas, pero no deben estar por encima del interés general de la universidad, ni debe haber temor al diálogo franco y directo.