Instruye Sagarpa aplicar ciencia y tecnología para mayor productividad

El secretario de Agricultura, Enrique Martínez y Martínez, instruyó a las instituciones y centros de investigación públicas del sector a que vinculen la ciencia y la tecnología en favor de una mayor productividad y competitividad del campo mexicano.

El titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) subrayó la importancia de enfocar la investigación en mejorar la calidad de semillas y plantas para hacerlas más resistentes a los fenómenos climáticos, plagas y enfermedades.

Durante la primera reunión ordinaria 2013 de la Junta de Gobierno del Instituto de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap), el funcionario consideró prioritario aplicar la ciencia y la investigación al desarrollo de material vegetativo, para aumentar el rendimiento de producción en el norte del país.

Destacó que el impulso de nuevas variedades de granos básicos y oleaginosas es la mejor herramienta para enfrentar los retos que el cambio climático impone en el sector, y resaltó que es prioridad del gobierno federal la aplicación de la innovación tecnológica en los procesos productivos agroalimentarios.

Subrayó que habrá que coordinar esfuerzos interinstitucionales, con Petróleos Mexicanos (Pemex), el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), universidades y centros de investigación públicos y privados, a efecto de direccionar programas para la producción de biocombustibles y el mejoramiento de tierras agrícolas.

Por su parte, el director general del Inifap, Pedro Brajcich Gallegos, informó que entre los temas de atención en el instituto durante los años 2007-2012, destacan la generación de 926 nuevas tecnologías.

Dijo que también se investigaron y aplicaron 138 nuevas variedades de cultivos alimenticios en ajo, arroz, chile, durazno, frijol, garbanzo, guayaba, lima-limón, maíz, mandarina, mango, nogal pecanero, papa, papaya, pitaya y trigo, así como 34 variedades de cultivos agroindustriales como avena y canola, entre otros.

Explicó que estos trabajos tuvieron el objetivo de generar y adaptar conocimientos científicos, en respuesta a la demanda de las cadenas agropecuarias y forestales, y contribuir al desarrollo sustentable con el aprovechamiento racional de los recursos.