Atenta Talibán contra candidatos a las elecciones en Pakistán

Al menos ocho personas murieron hoy y 35 más resultaron heridas por una serie de atentados del Talibán contra oficinas de campaña y un mitin de varios candidatos a las elecciones generales del 11 de mayo próximo en Pakistán.

Los ataques, cuya autoría se atribuyó el Talibán y que se suman a los similares registrados la víspera y que dejaron al menos cinco muertos y decenas de heridos, ocurrieron a lo largo del día en las norteñas ciudades de Kotah, Peshawar y Quetta, donde perdió la vida un niño.

El primer ataque se registró en la ciudad de Kohat, fuera de la oficina da campaña del candidato independiente Syed Noor, provocando la muerte instantánea de al menos cinco personas y lesiones a al menos otras 15, algunas en condición crítica, con lo que las víctimas podrían aumentar.

La potente explosión dañó varios vehículos y comercios cercanos, así como la oficina del Partido Nacional Awami (ANP), que se ubica a unos cuantos metros de distancia, según un reporte de la cadena privada de noticias Dawn.

El portavoz de la Policía, Fazal Naeem, aseguró que la explosión se registró cuando el candidato del ANP, Nawab Akabar Bugti, se encontraba en el lugar en una reunión con varios de sus partidarios, aunque resultó ileso.

En Peshawar, en la localidad de Charsadda, la oficina electoral del candidato Nasir Khan también fue blanco de un ataque con bomba activada a control remoto, que causó la muerte de al menos tres personas y heridas a otras 15.

En declaraciones a Dawn, Khan condenó el ataque y aseguró que es claro que quienes están detrás están tratando de sabotear las elecciones del próximo 11 de mayo y hacer fracasar el proceso democrático en el país.

El candidato destacó que el estallido de la bomba, al parecer plantada en una bicicleta estacionada cerca, se produjo a la hora en que estaba programada una reunión política del partido, aunque el evento había sido cancelado por problemas logísticos.

El superintendente de la Policía, Shafiullah Khan, dijo a Dawn que el artefacto fue activado a control remoto y que al menos tres kilogramos de explosivos fueron utilizados en la fabricación de la bomba, así como una batería de nueve voltios y otros materiales.

Una explosión similar sacudió la oficina de otro candidato independiente, Nasir Khan Afridi, quien se encontraba realizando actividades de campaña para un asiento en el distrito tribal de Khyber, aunque también está a salvo.

En el último de los incidentes del día, una bomba explotó al atardecer en medio de un mitin de Shams Mengal, candidato independiente por el distrito electoral 6, provocando la muerte de un pequeño de siete años y heridas a cinco personas.

Hasta esta noche (tiempo de Pakistán), nadie reclamó responsabilidad de este ataque, contrario a los registrados antes, cuya autoría se adjudicó el grupo Tehrik-i-Taliban Pakistan (TTP), el movimiento talibán en Pakistán.

En una llamada telefónica a varios medios de comunicaciones nacionales y extranjeros, el portavoz del TTP, Ehsanullah Ehsan, aseguró que su organización estaba detrás de los ataques contra oficinas de candidatos electorales de este domingo.

El vocero talibán dijo que los ataques eran para mostrar su rechazo a cualquier gobierno democrático y laico en Pakistán.