Saludan en Colombia acercamientos de paz entre gobierno y ELN

La sociedad civil recibió hoy como "un paso positivo para la paz", los acercamientos entre el gobierno colombiano y el rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN) para acabar con 50 años de conflicto armado interno.

El vocero de la Asamblea por la Paz, el académico Jaime Zuluaga, dijo a Notimex que las organizaciones sociales saludan las gestiones que se están haciendo en esa dirección y "esperan que éstas se concreten" y lleven a una negociación.

Consideró una "buena noticia" que el gobierno del presidente colombiano Juan Manuel Santos y el ELN (la segunda guerrilla activa del país) exploren la posibilidad de una mesa de diálogo paralela a la que se tiene con las FARC.

Según medios locales, las partes podrían iniciar conversaciones de paz en mayo próximo, tras varios meses de acercamiento dentro y fuera del territorio colombiano, incluidos algunos lugares de Venezuela.

De acuerdo con recientes versiones de la prensa colombiana, el ELN tendría como su principal representante en la mesa de negociaciones a Pablo Beltrán, dirigente de gran peso dentro de la organización insurgente.

Las conversaciones se desarrollarían en La Habana, Cuba, lugar que sirve de sede de los diálogos de paz entre el gobierno de Santos y las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), según trascendió la semana pasada.

Delegados oficiales y de las FARC discuten desde noviembre pasado en la nación caribeña una salida a medio siglo de conflicto armado interno en Colombia, con Cuba y Noruega como garantes y Chile y Venezuela como países acompañantes.

La Iglesia católica colombiana se sumó el jueves pasado a las voces que respaldan los acercamientos con el ELN y reiteró la disposición de la institución religiosa a facilitar un entendimiento para el inicio de negociaciones.

El Consejo Episcopal de Paz consideró que para lograr el cese definitivo de la confrontación militar en Colombia es conveniente "realizar esfuerzos para incorporar a la vida civil también a los militantes del ELN".

Colombia arrastra un conflicto armado interno de cinco décadas, en el que intervienen rebeldes, paramilitares, bandas ligadas al narcotráfico y agentes estatales, el cual ha dejado cientos de miles de muertos y desplazados.