Concluye con enfrentamientos nueva jornada de protestas en Brasil

Las ciudades brasileñas de Río de Janeiro y Sao Paulo vivieron hoy una nueva jornada de manifestaciones, que concluyó con enfrentamientos entre la policía y quienes protestan principalmente contra el sistema de transporte público.

En Sao Paulo, los inconformes bloquearon la sede de la Asamblea Legislativa para exigir que se abra una comisión parlamentaria que investigue irregularidades en la contratación del transporte público, reportó la Agencia Brasil de noticias.

Un grupo de manifestantes logró ingresar a la sede legislativa, pese al cerco policial instalado desde la mañana, y pidió a los diputados aclarar acusaciones de malversación de fondos en el sector y la devolución de dinero a las arcas públicas.

La protesta generó forcejeos y ligeros choques con la policía, que formó barreras para contener a los inconformes, en su mayoría jóvenes.

En tanto, en Río de Janeiro los manifestantes que exigen la renuncia del gobernador Sérgio Cabral se enfrentaron con policías que intentaron dispersarlos.

La cadena brasileña de televisión O Globo reportó el uso de balas de goma y gases lacrimógenos que alcanzaron incluso a varios locales cercanos al lugar de la protesta, incluido un colegio de abogados.

Una puerta de cristal resultó rota y los manifestantes denunciaron heridas en varios de sus compañeros, además de la detención de al menos 29 personas, 10 de los cuales fueron liberados durante la noche, agregó O Globo.