Reportan aumento en demanda de productos chiapanecos

La demanda de productos chiapanecos en el extranjero y mercado nacional registra un aumento anual en hasta 40 por ciento, sostuvo el subdelegado regional de la Secretaría de Economía, Adolfo López Castro.

En entrevista, el funcionario federal indicó que las exportaciones de cultivos como café, cacao, banano, mango ataulfo, flores, rambután, y otros se ha mantenido a pesar de las severas crisis que han afectado a Estados Unidos y Europa "y eso significa que esos productos son indispensables en esas regiones".

Además, que ha sido muy importante también el crecimiento de la comercialización en tiendas en toda la República.

"Consideramos que independientemente del atractivo que representa por si solo un cultivo chiapaneco, en los últimos años los empresarios en la entidad se han preocupado por cumplir con los requisitos que se exigen en los mercados nacionales e internacionales", apuntó.

Los cuales, detalló, van desde la marca, calidad, códigos de barra, empaquetado, protección al medio ambiente, orgánicos, entre otros".

El funcionario federal se refirió también a las amplias expectativas de crecimiento económico de Chiapas para este año, "que se verá fortalecida con los programas que se impulsan a través del Instituto Nacional del Emprendedor".

La Secretaría de Economía (SE), a través del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, registra anualmente un promedio de 40 marcas chiapanecas, no sólo de productos sino también ahora de establecimientos que buscan transformarse en franquicias.

En tanto que en Marca Chiapas, impulsada desde hace poco más de tres años, se ha logrado aglutinar a más de 200 productos.

Por otro lado, destacó que en Chiapas se cuentan con los insumos necesarios para atender la demanda de la población y para satisfacer lo que se requiera en una situación de emergencia.

Luego de las intensas lluvias que se han registrado en la región en los últimos días, recalcó que los gobiernos federal y estatal conjugan esfuerzos y estrategias para que, por ningún motivo, el abasto de alimentos a la población se ponga en riesgo.