Necesario tomar medidas desde ahora para asegurar suministro: CFE

El director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Francisco Rojas Gutiérrez, consideró necesario tomar desde ahora las medidas indispensables para asegurar el suministro eléctrico en los próximos años, dado el desarrollo de México, y por ello la importancia de la reforma energética.

El gobierno federal tiene un reto, quizá el más complejo, que obliga a multiplicar la oferta eléctrica, a eficientar los procesos y la capacidad instalada con la que ya se cuenta, precisó el funcionario en la conmemoración del 76 aniversario de la CFE en Manzanillo, Colima.

Ante el presidente Enrique Peña Nieto, señaló que en los próximos 15 años la paraestatal tendrá 56 millones de familias usuarias, 42 por ciento más, lo que implica aumentar la capacidad instalada de generación en 72 por ciento con respecto a la actual.

Asimismo, se consumirán más de seis mil millones pies cúbicos de gas al día, una vez y media más que la oferta nacional actual, lo que "obliga a tomar desde ahora las medidas indispensables para asegurar el suministro".

Manifestó que el actual gobierno federal encabezado por el presidente Peña Nieto conducirá este reto para transformar a México.

"Así entendemos su valor para cumplir el compromiso de presentar la iniciativa energética que contiene la posición y visión de un hombre de Estado, que busca la conciliación y el acuerdo para lograr los objetivos indispensables de una transformación energética en el país", señaló.

Expuso que los elementos para el sector eléctrico, incluidos en la iniciativa, motivarán a que en esta nueva etapa la CFE contribuya a la disminución de las tarifas de la luz eléctrica, y añadió que será el Congreso el que establezca el nuevo paradigma.

Sobre las obras de modernización en la central de Manzanillo, Rojas Gutiérrez dijo que la empresa eléctrica tiene bien acreditado su prestigio y su capacidad técnica para concluir grandes proyectos en el país.

"Por muchos años ha sabido conducir el desarrollo del sector eléctrico actualizando sus tecnológicas, métodos, esquemas financieros y decisiones institucionales para construir las grandes obras que garanticen la prestación del servicio público de energía".

En Manzanillo, continuó, puede apreciarse la central "Manuel Álvarez Moreno", que esta a punto de concluir su proceso de modernización y que en plena operación aportará dos mil 700 megawatts, capacidad que solo es comparable con las más grandes hidroeléctricas del sureste del país.

Al hacer un recuento de diversas obras realizadas en diferentes partes del país, que dan certeza y seguridad al suministro de energía eléctrica, aclaró que en ellas se han invertido casi dos mil millones de dólares.

Destacó que en las obras de Manzanillo se muestran las definiciones que el modelo constitucional precisa para combinar exitosamente los tres sectores que concurren en el desarrollo nacional, el público, el privado y el social.

"Este complejo muestra la civilidad y el éxito de la conjunción de los esfuerzos públicos y privados, y las ventajas de la continuidad de los proyectos, sirve para reafirmar que la energía eléctrica es el sustento más firme de un sano desarrollo nacional", argumentó.

Refirió que con ello se busca garantizar que los mexicanos disfruten del fluido eléctrico como un componente del derecho humano, que postula el derecho a la vida digna, lo que motiva esta conjunción exitosa de todas las instituciones y los tres sectores que concurren al desarrollo nacional.