Llama Chinchilla a consultas a su embajador en Nicaragua

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, informó hoy aquí que llamó al embajador de su país en Nicaragua, Javier Sancho, a consultas sobre recientes declaraciones del presidente nicaragüense Daniel Ortega.

Dijo que instruyó al canciller costarricense Enrique Castillo para dirigir al gobierno de Nicaragua una nota de protesta sobre lo declarado por Ortega de un eventual reclamo para ese país de la noroccidental provincia costarricense de Guanacaste.

"Si bien algunos han llamado esto meras bravuconadas, nuestra obligación, como gobierno es prestarle atención, darle toda la importancia que amerita cuando se amenaza a un país con cercenar una importante porción de su territorio", expresó la mandataria.

"Por lo demás, recordemos que desgraciadamente Nicaragua ha pasado a los hechos con la invasión en Isla Calero" y con ello se refirió al punto en la frontera entra ambos países donde se originó en 2010, el diferendo territorial que los enfrenta ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Lo que plantea Ortega "es un desprecio difícil de entender y de comprender, particularmente por el hecho de que Costa Rica no está haciendo nada para provocar este tipo de reacciones", dijo Chinchilla.

"Nos parece que dejó en evidencia el desprecio a la historia, al derecho internacional, y adicionalmente a la hermosa amistad que ha prevalecido entre costarricenses y nicaragüenses", indicó.

Por su parte, Castillo declaró a la costarricense Radio ADN que lo expresado ayer por Ortega "es un discurso sin fundamento, absurdo".

"Nosotros tomamos una opción histórica, y escogimos el camino del Derecho Internacional, que no es ni tan contundente ni tan rápido como lo puede ser el ejército o una fuerza armada, o fuerza naval".

Según versiones periodísticas generadas en Managua, y conocidas desde la noche del martes, Ortega expresó la víspera en una actividad oficial, la disposición a dialogar con Costa Rica para definir límites marítimos, y resolver la disputa territorial.

Al señalar que Costa Rica no considera la posibilidad de diálogo, Ortega dijo que en el contexto actual Nicaragua podría acudir a la CIJ, para reclamar, como territorio nicaragüense, la provincia de Guanacaste, de acuerdo con las mismas versiones.

Costa Rica y Nicaragua protagonizan, desde octubre de 2010, un diferendo territorial en un punto en el extremo oriental de su frontera terrestre común de 309 kilómetros de largo.

En el marco del conflicto binacional, estallado el 21 de octubre de 2010 en Isla Portillos, Costa Rica acusa a Nicaragua de haber causado daño ambiental e incursionado militarmente en territorio costarricense.

Isla Portillos, es un área de aproximadamente tres kilómetros cuadrados que constituye el sector norte de Isla Calero, en una zona de humedales.