Sustenta el arpa el programa de fin de semana de la OFUNAM

Dentro de la Segunda Temporada 2013, la Orquesta Filarmónica de UNAM (OFUNAM) presentó, ayer sábado --Sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario (CCU)--, el segundo programa de conciertos con la actuación de la arpista francesa Pauline Haas y el británico Jan Latham-Koenig como conductor.

"Introducción y allegro para arpa, flauta, clarinete y cuarteto de cuerdas", de Maurice Ravel (1875-1937); "Concierto para arpa y orquesta" (Allegro moderato, Adagio, Finale-Scherzo: Allegro vivace), de Carl Reinecke (1824-1910), y "Sinfonía No. 3" (Allegro con brio, Andante, Poco allegretto, Allegro), de Johannes Brahms (1833-1897), fueron las composiciones desplegadas.

Tiempo I. Maurice Ravel y sus folios siempre bienvenidos: pieza breve (concertino) en la que se conjunta el arpa con un ensamble (flauta, clarinete, viola, 2 violines, violonchelo) --septeto--, que el autor de "Bolero" estrenó en 1907.

Dos motivos melódicos se empalman en esta obra camerística de seductora belleza en la que Ravel ostenta sesgos de arrobada sensibilidad. Aprovechamiento máximo de las posibilidades expresivas del arpa, que la joven solista Haas afrontó con precisa técnica: ataques articulados, nivelados intervalos, proporcionadas escalas y trino de seductoras ondulaciones: el arpa fluyó acuosa sobre el retumbo de las cuerdas.

Introducción lenitiva de flauta y clarinete que el cuarteto de cuerdas desarrolla para darle entrada a los trinos del arpa y a la progresión del alegro. Escuchamos a una joven solista, quizás poco efusiva en sus gestos escénicos, pero de cabal discernimiento del universo raveliano. Embistes y sucesiones equilibrados desde axiomáticos arpeggios.

Convincente preámbulo de la intérprete graduada con honores en 2011 en el Conservatorio Nacional Superior de Música y Danza de París.

Tiempo II. "Concierto para arpa y orquesta", de Reinecke. Inicio con un Allegro moderato de sentimental avenencia melódica, pero equilibrada correspondencia entre orquesta y arpa. La francesa asume las dificultades técnicas, de una de las obras más virtuosas para arpa de la música romántica, con abstracción manifiesta: entabla tangibles equilibrios con la orquesta y exhibe virtuosas coyunturas tímbricas.

Adagio de prosapia Schumanniana que Haas apoya con pausados arpeggios, y Finale de proceloso hilvanes mendelssohnianos. Arpa y trompetas en un coloquio de briosa mutaciones y tempestuosos ademanes beethovenianos/brahmsianos. Ovación cerrada. Cuatro salidas. Encore: "Toccata para arpa solista", del compositor francés Guillaume Connesson (1970).

Tiempo III. Siempre el imprescindible Brahms. "Tercera sinfonía" concebida en 1833 por "el más clásico de los músicos románticos". Allegro con brio: apertura, sin introito, de exaltada prosodia que flauta, clarinete, trompa y cuerdas modulan en boscoso motivo melódico.

Andante protagonizado por el clarinete que introduce una melodía popular de tres motivos transpuestos. Apacible movimiento que Latham-Koenig presenta desde sutil orquestación: silencio de trompetas y percusiones para dar voz a expresivos fraseos de clarinete y fagot en delicada y umbría textura instrumental.

Poco allegretto de idílica consumación: los violonchelos entonan una triste melodía ya dibujada en el segundo movimiento (Andante): esbozo contrapuesto de uno de los subtemas iniciales del Allegro. Tema melódico en viaje por todos los instrumentos que finaliza con un sugerente solo de trompa. Delicioso tercer movimiento de sutiles cruzamientos rítmicos y contrastante matices tímbricos.

Finale de un Allegro que la OFUNAM presentó en forma de sonata recreada en ecos del Andante, los cuales son subrayados por clarinetes, fagotes, chelos, cuerda grave y trompeta. Metales en importantes apuntes que decrecen a favor de la acústica de las violas en coda que entremezcla y recapitula todos los temas expuestos en los movimientos precedentes.

Sinfonía muy brahmsiana de estipulaciones complejas y ambiguas. Este cronista sigue celebrando con asombro la belleza del Poco allegretto (tercer movimiento), que la OFUNAN ejecutó anoche, bajo atinada batuta de Latham-Koenig, con desbordado y concluyente oficio. Hoy domingo a las 12 horas se repite el prodigio.

Se anuncia para el próximo sábado 11 y domingo 12 de mayo, respectivamente, el Programa 3: Purcell, Vivaldi, Arturo Rodríguez, Moncayo y Revueltas. Horacio Franco, flauta de pico; Iván López Reynoso, director huésped. Vaya banquete: imposible desdeñarlo.