Pide presidente Franco disculpas a víctimas de dictadura paraguaya

El presidente paraguayo Federico Franco, quien dejará el poder este jueves, pidió hoy en Asunción disculpas a las víctimas de la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989), informó la estatal Agencia de Información Pública.

Franco, según el medio paraguayo, pidió "disculpas en nombre del pueblo paraguayo a los familiares de las víctimas por la dictadura, los que lucharon por la democracia, a los héroes del Movimiento 14 de Mayo que ofrendaron sus vidas".

"Este es mi último acto público, es el último discurso que hago, y estoy feliz de hacer el desagravio último a los militantes del Movimiento 14 de Mayo, a las víctimas de la dictadura. Nunca más dictadura en la República del Paraguay", recalcó.

El Movimiento 14 de Mayo para la Libertad Paraguaya, también conocido como M-14, fue un grupo armado conformado en su mayoría por jóvenes radicales de los partidos Liberal y Febrerista que combatieron la dictadura de Stroessner.

El mandatario paraguayo, que entregará el poder este jueves a Horacio Cartes, del opositor Partido Colorado, añadió que su administración dejó comprometidos los recursos para continuar con la búsqueda e identificación de las víctimas de la dictadura.

En el acto, donde se entregaron reconocimientos a las víctimas de la dictadura, Franco puntualizó, sin embargo, que "nada de lo que se haga va a compensar de alguna manera el dolor que sufrieron" los familiares de quienes murieron durante el régimen militar.

Entre sus últimas actividades como mandatario, Franco revisó este miércoles asuntos castrenses; desayunó con el presidente de China Taiwán, Ma Yign-jeou, y recibió al príncipe de Asturias, Felipe de Borbón.

Este miércoles por la tarde, el gobernante se despedirá de las delegaciones en Misión Especial y miembros del Cuerpo Diplomático y asistirá a una recepción que ofrecerá a las delegaciones extranjeras presentes en Paraguay por el cambio de mando de este jueves.

Al acto de posesión de Cartes, quien ganó los comicios del 21 de abril pasado, asistirán los presidentes de Argentina, Cristina Fernández; de Brasil, Dilma Rousseff; de Chile, Sebastián Piñera; de Uruguay, José Mujica, y de Perú, Ollanta Humala.

La seguridad vinculada a los actos de traspaso del mando presidencial, a los que asistirán 110 delegaciones de países y organismos internacionales, estará a cargo de cuatro mil 500 agentes de la policía paraguaya.

Con la asunción de Cartes concluirá la suspensión de Paraguay del Mercado Común del Sur (Mercosur) y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) que inició en junio de 2012 tras la destitución, por un juicio político, del presidente Fernando Lugo.