Transcurre plebiscito yucateco en calma en puerto yucateco

En calma y sin contratiempos se desarrolla el plebiscito en el puerto yucateco de San Felipe, convocado a solicitud de los pobladores de ese sitio para definir el destino sobre la casa de la cultura que construye el ayuntamiento de esa localidad portuaria.

Los tres centros receptores en los que los ciudadanos interesados pueden votar a través de lo que se denomina "cédulas de opinión" que equivalen a boletas electorales, quedaron formalmente instalados esta mañana en esa pequeña localidad, distante 200 kilómetros de esta capital.

El Instituto de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (Ipepac), órgano rector de este ejercicio ciudadano, precisó que la lista nominal de votantes de San Felipe es de mil 508 personas, que son las que podrían emitir su opinión y definir el destino de la casa de la cultura.

El ejercicio tendrá un costo de 300 mil pesos, presupuesto similar a la primera consulta ciudadana realizada en la historia de esta entidad y que se hizo en el municipio de Acanceh en el año 2011, en donde participó cerca del 40 por ciento de la lista nominal de electores para decidir el futuro de un espacio deportivo.

Este día, habitantes de San Felipe decidirán en las urnas, mediante un plebiscito, si el ayuntamiento concluye o demuele una casa de la cultura en la que ya se invirtió uno de los dos millones de pesos que cuesta la obra.

La petición del plebiscito ante el Ipepac estuvo a cargo de un grupo de ciudadanos inconformes con la obra.

El cierre de los centros receptores está previsto para las 17:00 horas y este lunes 29, el Consejo General del Instituto sesionará para realizar el cómputo y dar a conocer los resultados oficiales.

En caso de que haya participado al menos el 20 por ciento del listado nominal, el resultado será vinculatorio para la autoridad responsable, tal y como lo marca la Ley de Participación Ciudadana aprobada por el Congreso yucateco en el año 2007.

El consejero electoral, José Antonio Martínez Magaña, quien funge como presidente de la Comisión Permanente de Participación Ciudadana del Ipepac, aseguró en entrevista que se han tomado todas las medidas para garantizar una jornada ciudadana transparente.

Como ejemplo detalló que la cédula de opinión ciudadana contiene ocho medidas de seguridad, entre ellas microfibras que sólo se pueden ver con luz ultravioleta, sello de agua en el que se observa el logo del Ipepac otro con la palabra plebiscito y cinco microtextos colocados en diferentes partes de la cédula para evitar su fotocopiado.

Precisó que en total se imprimieron mil 600 cédulas de opinión, de las cuales 92 serán canceladas en virtud de que el listado nominal definitivo de San Felipe es de mil 508 ciudadanos.

Informó que una vez concluido el sellado se armaron los paquetes con la documentación y el material de opinión.

Martínez Magaña informó que al igual que en un proceso electoral, desde las primeros minutos del 27 y todo el día 28 habrá ley seca en el municipio para garantizar el orden y la seguridad durante la jornada.

Por su lado, la consejera presidenta del Ipepac, Maria Elena Achach Asaf, solicitó el apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado para dar mayor certidumbre a la jornada democrática.