Considera adolescente que fue secuestrada que su raptor mereció morir

Hannah Anderson, de 16 años de edad, quien estuvo secuestrada la semana pasada en Estados Unidos opinó en redes sociales que su raptor mereció morir.

La joven sólo se enteró que su raptor había matado a su madre y a su hermano menor una vez que fue liberada por centenar y medio de agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) en las montañas del estado de Idaho.

El secuestrador, James Lee DiMaggio, un antiguo amigo de su familia, amenazó con matarla a ella o a quienquiera que intentara rescatarla, según comentó la adolescente.

El 4 de julio, DiMaggio invitó a la familia Anderson a su casa en Boulevard, unos cuatro kilómetros al norte de la frontera con México.

El hombre de 40 años de edad ató a la joven y luego sin que ella se enterara mató la madre de ésta, Christinba Anderson, y al hijo menor, Eathan, de ocho años. Luego prendió fuego a la casa y huyó con Hannah.

La joven respondió algunas preguntas por internet y dijo que DiMaggio la tenía amenazada con un arma de fuego. En reacción al asesinato de su madre y hermano dijo que DiMaggio "merecía morir".

El secuestro originó una búsqueda que de local y estatal en California pasó a todo el oeste del país y luego se volvió nacional.

DiMaggio fue ubicado en Idaho por unos jinetes. El FBI lo rodeó con por lo menos 150 agentes, incluido el equipo del asalto Swat.

La operación rescató a la adolescente y, de acuerdo con análisis estatales en Idaho, DiMaggio alcanzó a hacer un sólo disparo antes de caer abatido.

El alguacil del condado de San Diego informó que fue hasta entonces que agentes del FBI informaron a Hannah Anderson sobre su madre y hermano.