Recorren expertos eventual ruta del canal interoceánico en Nicaragua

Un grupo de 50 especialistas extranjeros de la empresa HKDN Group realizó hoy un recorrido en helicóptero por la eventual ruta para la construcción de un canal interoceánico en Nicaragua, anunció una fuente de la compañía.

El portavoz de la empresa china HKDN Group, Ronald McLean, informó a los empresarios de la Cámara Americana Nicaragüense (AmCham) sobre la visita que realizarían por vía aérea especialistas de "siete nacionalidades" contratados para los estudios de factibilidad.

Insistió en que "ya han comenzado" los estudios de factibilidad para la construcción de la vía interoceánica, los cuales están a cargo de compañías de prestigio internacional.

Los estudios determinarán la factibilidad del megaproyecto, con una inversión estimada en 40 mil millones de dólares.

HKDN ha establecido el inicio de la obra para finales de 2014, "aún si no están concluidos los estudios de factibilidad", indicó McLean, quien precisó que el empresario chino Wang Jing "va a correr los riesgos" financieros.

Admitió que existe en este país "un ambiente de desconfianza y desconocimiento" sobre el origen del inversionista chino, pero prometió "un proyecto con espíritu de apertura, equidad, integridad y transparencia".

Adelantó la participación de "empresas calificadas de todo el mundo, principalmente de Nicaragua" en la etapa de construcción.

Sin embargo, el vocero del consorcio no despejó las preocupaciones medulares de los empresarios sobre el manejo ambiental del Lago de Nicaragua, las fuentes de financiamiento y el respeto a la propiedad privada en las zonas donde pasará el canal.

"Hay muchas dudas e interrogantes innecesarias y no abonan al consenso", aseveró el rector universitario Ernesto Medina.

Recordó a McLean que no podían seguir hablando "del sueño de 500 años" de Nicaragua, de construir un canal que uniría los océanos Pacífico y Atlántico, "porque una obra de ese tipo es una gran responsabilidad".

Consideró que tampoco deberían dar por sentado que esa obra generará una riqueza inusitada que terminará con la pobreza en Nicaragua, flagelo que afecta a más del 40 por ciento de los 6.1 millones de habitantes del país.

El contrato de concesión por 50 años -prorrogables por otros 50, fue firmado por las autoridades nicaragüenses y Wang Jing, el 14 de julio pasado, generando una gran oposición a nivel nacional.

Más de una treintena de recursos por inconstitucionalidad han sido interpuesto por reconocidas personalidades, incluido el ex presidente Enrique Bolaños (2002-2007), la escritora Gioconda Belli y numerosos políticos.