Esperan desarrollo del país con reforma energética en estados

Gobernadores y actores políticos de los estados de Sinaloa, Hidalgo, Coahuila, Nayarit, Guanajuato y Michoacán manifestaron su postura respecto a la reforma energética presentada por el presidente Enrique Peña Nieto.

En Sinaloa, el gobernador Mario López Valdez consideró que no deben existir ataduras en materia de inversión en México, y en ese sentido, dijo que simpatiza con la iniciativa de reforma energética.

En conferencia, el mandatario sinaloense señaló que a la iniciativa presidencial "le espera un largo camino y discusión en el ámbito nacional". Opinó que las empresas paraestatales Petróleos Mexicanos (Pemex) y Comisión Federal de Electricidad (CFE) requieren de mayor inyección de recursos para su modernización.

A su vez, la senadora sinaloense por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Diva Hadamira Gastélum Bajo, indicó que para el PRI la reforma energética no es un asunto negociable.

Y en Hidalgo, el gobernador José Francisco Olvera Ruiz afirmó que la reforma al sector energético revolucionará la actividad económica a través de la principal industria que hay en México como lo es la petrolera.

En tanto, el presidente de la Junta de Gobierno de la LXI Legislatura local, Ramón Ramírez Valtierra, aseveró que a partir de la reforma pueda detonarse el desarrollo de Pemex y sea una empresa más competitiva, no sólo generará adicionalmente 500 mil empleos sino que el impacto será en la economía de las familias.

En Coahuila, el gobernador Rubén Moreira señaló que la reforma energética es un paso fundamental que tiene que dar México, además que con ello se rescató el espíritu del ex presidente Lázaro Cárdenas.

Consideró que el país no puede estar en los extremos, "ni quienes quieren que nada se mueva, ni quienes quisieran que todo se derrumbara; no podemos tampoco quedarnos con la riqueza petrolera, ni de hidrocarburos, en el fondo de la tierra cuando el resto del mundo se desarrolla".

A su vez, el presidente de la Junta de Gobierno del Congreso local, Eliseo Francisco Mendoza Berrueto, expuso que es una de las reformas estructurales que le urgen al país, y con la cual se posibilitaría tener una capacidad petrolera y de energía competitiva, además de poder realizar los estudios y análisis en dicha materia que actualmente Pemex no puede realizar.

Carlos Ulises Orta Canales, presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Acción Nacional (PAN), dijo que con ello se podrá modernizar la vida energética del país y lo convierte en más competitivo, la cual sólo falta que se depure y ultimar algunos detalles de la reforma presentada por Peña Nieto.

Y en Nayarit, el gobernador Roberto Sandoval Castañeda aplaudió la propuesta de reforma energética, sobre todo, precisó, en cuanto a la reducción de costos de luz y gas, que podría prever esta iniciativa.

A través de las redes sociales, el gobernador de Nayarit se posicionó a favor de la reforma, sobre lo que escribió: "Porque es tiempo de mover a México al desarrollo, felicito y aplaudo al presidente Enrique Peña Nieto por la Reforma Energética que presentó".

Y el presidente del Congreso del Estado de Nayarit, Armando García Jiménez, señaló que es necesario debatir sobre el contenido de la reforma energética, y realizar cambios necesarios "para el bien de México".

En entrevista, sostuvo que los diputados locales del PRI buscarán promover el debate sobre el tema, de manera responsable y sin descalificaciones, con el fin de identificar posibles modificaciones "puede haber cambios, hay que hablarlo, discutirlo y con la voluntad política ver qué se puede avanzar".

En Guanajuato, dirigentes del PRI, del PRD y del PVEM se pronunciaron a favor de iniciar el análisis a fondo de la propuesta de reforma energética que presentó el presidente Enrique Peña Nieto.

No obstante, su contenido provocó opiniones encontradas entre los dirigentes partidistas, al estar en contra y a favor de la inversión privada.

El dirigente estatal del PRI, Rubén Guerrero, indicó que es una iniciativa valiente, acorde a los tiempos modernos que vive el país, que causa cierto revuelo por la trascendencia de la misma.

En tanto, el dirigente estatal del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Carlos Chacón Calderón, dijo que hay cosas muy importantes en esta reforma, como avanzar en la participación de la iniciativa privada como se hace en los países más desarrollados.

Ante ello, dijo que se pretende que la iniciativa privada mexicana esté inmersa, con lo que se podrá acceder a posibilidad de modernización y alta competitividad.

Y Hugo Estefanía Monroy, dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), afirmó que su partido está en contra de modificaciones a la Constitución para privatizar el sector energético, y adelantó que a nivel nacional, su partido hará las acciones necesarias para defender la rectoría del estado.

Apuntó que la agrupación Alianza Cívica hará una consulta pública nacional, para que las voces de los mexicanos sean escuchados en el Congreso de la Unión.

Y en Michoacán, el dirigente estatal del PRI, Osvaldo Fernández, dijo que de aprobarse la iniciativa de reforma energética la entidad empezaría a sentir sus beneficios hacía 2018.

Dijo que los principales rubros con que la entidad se vería beneficiada seria las inversiones y la generación de empleo.

A la par del resto del país, recordó que los michoacanos también se verían beneficiados con menores costos en energéticos.