Inicia misión de ONU inspección de armas cubanas de barco norcoreano

Una misión de expertos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) inició hoy la inspección de 240 toneladas de armas sin declarar descubiertas a bordo de un barco norcoreano, detenido por Panamá el mes pasado.

Bajo estrictas medidas de seguridad, el grupo visitó un hangar del Servicio Aeronaval en Howard, que fue base militar estadunidense, localizada 10 kilómetros al oeste de la capital, para recibir un informe de las más altas autoridades panameñas.

Durante más de dos horas, autoridades encabezadas por el ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, rindieron "un informe pormenorizado sobre lo actuado por Panamá", cuando detuvo el barco Chong Chon Gang, por sospechas de transportar drogas.

Los funcionarios panameños "respondieron a decenas de preguntas formuladas por los técnicos", indicó un comunicado del Ministerio de Seguridad.

La delegación del Comité de Sanciones del Consejo de Seguridad del organismo global permanecerá hasta el próximo viernes para evaluar el armamento hallado en el buque, atracado en el puerto de Manzanillo, en Colón, 80 kilómetros al norte de esta capital.

Mulino consideró "crucial" la visita de la ONU para definir el destino del barco, su carga y tripulación, bajo el argumento de que se habrían violado resoluciones del Consejo de Seguridad contra Corea del Norte sobre envío y recepción de armas.

Además de Mulino, la misión fue atendida por la procuradora general de la Nación, Ana Belfon; el representante de Panamá ante la ONU, Pablo Thalassinos; el fiscal primero de Drogas, Javier Caraballo, y el director del Servicio Aeronaval (SENAN), Belsio González.

"Para Panamá este tema representa un incidente que viola resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y no un caso cuya solución pueda darse a través de otra forma que no sea por esa instancia internacional, con apego y respeto a nuestro derecho interno", indicó el Ministerio.

Los seis expertos encabezados por el británico Martin Uden "no formularán declaraciones al respecto, una responsabilidad que compete por completo al Comité" de Sanciones, una vez sea rendido el informe respectivo, advirtió la fuente.

Cinco días después de la detención y tras controlar un motín de los 35 tripulantes, la seguridad panameña descubrió armas ocultas, sin declarar, debajo de 10 mil toneladas de azúcar cruda.

Un día después del hallazgo, Cuba admitió que las armas le pertenecen y dijo que fueron enviadas a Corea del Norte para su reparación porque son obsoletas.

"Dos complejos coheteriles antiaéreos Volga y Pechora, nueve cohetes en partes y piezas, dos aviones Mig-21 Bis y 15 motores de este tipo de avión, todo ello fabricado a mediados del siglo pasado", forman la carga según la única declaración cubana sobre el caso.

El gobierno panameño calificó el suceso de contrabando y como un acto ilícito y recurrió a la ONU por sospechar que se habrían violado resoluciones del Consejo de Seguridad contra Corea del Norte.

Efectivos panameños finalizaron el domingo pasado la descarga de 25 contenedores con las 240 toneladas de armas, trasladadas a Howard, y además bajaron 203 mil 191 sacos de azúcar en el puerto de Manzanillo.

Mientras el azúcar fue trasladada a una bodega del Ministerio de Desarrollo Agropecuario en Penonomé, 150 kilómetros al suroeste de esta capital, los tripulantes permanecen detenidos en la base aeronaval de Sherman, frente a Colón.