Telefonistas lucharán porque Telmex sea empresa totalplay: dirigente

El Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) defenderá su fuente de trabajo y pugnará por convertir a Teléfonos de México en una empresa "totalplay" (voz, datos y video), afirmó su dirigente Francisco Hernández Juárez.

En este contexto, dijo que el programa "permanencia voluntaria" que establecieron para evitar la acelerada jubilación de sus integrantes, le ha permitido al sindicato mantener en activo a miles de trabajadores que le dan fuerza a la organización.

Ante cientos de telefonistas, el también líder de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) resaltó que sustentar la viabilidad de Teléfonos de México (Telmex) es asegurar el futuro de sus más de 20 mil empleados activos.

"Esta empresa está en riesgo de desaparecer, pero los trabajadores telefonistas creemos que Telmex puede salir adelante y convertirse en una empresa de la convergencia, en una empresa multimedia y totalplay, pero hay que mantener su viabilidad", refirió.

Hernández Juárez aseguró que los propietarios de Teléfonos de México han iniciado un proceso para desaparecer a la empresa.

Vendieron el ciento por ciento de sus acciones a América Móvil, convinieron con el gobierno la pérdida de casi siete millones de usuarios de líneas fijas y pretenden acelerar la jubilación de trabajadores para quitarle fuerza al sindicato, explicó.

"La forma de mantener la viabilidad de Telmex por parte de los trabajadores es disminuyendo el ritmo de jubilaciones mediante el programa 'permanencia voluntaria', y luchar para mantener la plataforma de clientes que ahora tenemos", destacó.

Hernández Juárez comentó que un despacho actuarial realizó un estudio en 2010 y éste les advirtió que al ritmo de jubilaciones que llevaba el sindicato, para 2013 la relación entre trabajadores activos y los jubilados, sería de uno a uno.

Más grave aún fue que les advirtió que para 2021, la relación sería de 43 mil jubilados y tres mil 500 activos solamente.

Esa situación dejaría la mesa puesta para que los dueños de América Móvil, que lo son ya de Telmex, impusieran a su otro sindicato como el mayoritario y por ende, como el titular del contrato colectivo de trabajo, adelantó.