Recibirá José María Pérez Gay homenaje póstumo en Bellas Artes

Su erudición, amor por la literatura y afinación de su prosa son tres de los aportes del destacado narrador, académico y diplomático mexicano José María Pérez Gay (1943-2012), aseguró Hugo Gutiérrez Vega, quien participará en el homenaje póstumo que se le ofrecerá en el Palacio de Bellas Artes.

El también académico sostuvo que otras de las características de Pérez Gay es su actitud política, la honradez de su posición, la claridad con que veía los problemas más graves del país y las posibles soluciones que planteaba.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), en el homenaje, además de Gutiérrez Vega, participarán Rolando Cordera, Luis Miguel Aguilar, Raquel Serur y Juan Ramón de la Fuente, quienes hablarán de la vida y obra del homenajeado, el próximo domingo en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas.

Originario de la Ciudad de México, José María Pérez Gay (1943-2013) estudió la licenciatura en Ciencias y Técnicas de la Comunicación en la Universidad Internacional de las Américas (UIA), y la maestría y el doctorado en Filosofía y Germanística en la Universidad Libre de Berlín.

Además de la literatura y el periodismo, incursionó en la docencia tanto en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) como en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y en El Colegio de México (Colmex).

Como miembro del Servicio Exterior Mexicano, a partir de 1969, prestó sus servicios en la embajada de México en Bonn; fue consejero cultural en las embajadas mexicanas de Viena y París, y embajador en Portugal.

El director fundador de Canal 22 fue, también, traductor de Thomas Mann, Franz Kafka, Robert Musil, Hermann Broch, Joseph Roth, Jürgen Habermas, Karl Kraus y Elías Canetti.

A lo largo de su trayectoria obtuvo múltiples distinciones, entre ellas la Medalla "Goethe", por su interés en las relaciones entre México y Alemania, y la Cruz Austriaca de Honor de las Ciencias y las Artes, debido a su carrera diplomática y literaria, asimismo, fue nombrado Caballero de las Artes y las Letras, por el gobierno de Francia.

Entre sus ensayos destacan "El imperio perdido o las claves del siglo" (1991), "Hermann Broch" (2004), "El Príncipe y sus guerrilleros: La destrucción de Camboya" (2005) y "La supremacía de los abismos" (2006), así como de las novelas "La difícil costumbre de estar lejos" (1986) y "Tu nombre en el silencio" (2006).