Visita de Nobel francés a Colombia paga una deuda con Latinoamérica

La presencia en Bogotá del Premio Nobel de Literatura 2008, Jean-Marie Gustave Le Clézio, es una manera de pagar una deuda que tiene el escritor con América Latina, aseguró el embajador francés en Colombia, Pierre-Jean Vandoorne.

Le Clézio, de nacionalidad francesa, tiene lazos muy fuertes con América Latina y su presencia en la Feria Internacional del Libro es una "manera de reconocer una deuda hacia América Latina", aseguró a Notimex el diplomático francés.

Recordó que el Premio Nobel de Literatura, quien estuvo esta semana como invitado especial de la Feria Internacional del Libro de Bogotá, vivió desde muy joven en América Latina, en particular en México y en la frontera colombo-panameña.

El primer contacto del Nobel con América Latina fue cuando llegó a México en 1967, después que fue expulsado de Tailandia por protestar contra la prostitución infantil.

Entre 1970 y 1974, vivió con los indios Embera-Wounaan en la frontera colombo-panameña y fue impactado por esta cultura llena de colores y libertad.

A juicio del diplomático, así como los escritores de boom de la literatura latinoamericana se nutrieron de la cultura francesa, Le Clézio se "alimentó de la cultura de América Latina".

"Él descubrió las culturas precolombinas, amerindias y al mismo tiempo es un escritor viajero. Es un ciudadano del mundo, cuya patria literaria es su lengua: el francés", subrayó el diplomático.

Le Clézio supo expresar en su obra todo lo que encontró en México y Panamá de la cultura latinoamericana, y se interesó por los problemas de los indígenas, en específico por la cultura de la etnia los Embera, que habitan en el Darién, en la frontera colombo-panameña.

Para el embajador Vandoorne, la presencia de los grandes escritores del boom en París, como Gabriel García Márquez, Carlos Fuentes, Juan Rulfo y Mario Vargas Llosa, y las vivencias de Le Clézio, constituyen "el gran puente literario" entre Francia y América Latina.

En enero pasado en Hay Festival en Cartagena -recordó el embajador- Vargas Llosa dijo que en la década de 1970 se fue a París "pensando que iba a ser un escritor francés y fue ahí donde se descubrió como escritor latinoamericano".

Le Clézio, por su parte, ha reconocido la importancia de sus vivencias en América Latina para su obra y para comprender mejor las culturas de América y Europa.