Piden en Venezuela igual trato en investigación de crímenes políticos

El gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, debe dar un trato igualitario y diligente a todas las averiguaciones sobre homicidios y agresiones por razones políticas, dijo hoy el sociólogo experto en criminología, Roberto Briceño León.

El director del Observatorio Venezolano de la Violencia (OVV) hizo el llamado porque, dijo, "el gobierno parece manejar la noción de que existe una violencia mala que involucra a la oposición y una buena, cuyos autores contarían con el aval del Ejecutivo".

Briceño señaló al respecto que durante las horas posteriores a la elección presidencial del 14 de abril fueron reportados en todo el país 13 homicidios posiblemente vinculados a problemas políticos, según informaron fuentes gubernamentales.

El gobierno anunció la designación de un grupo especial para investigar los homicidios de ocho militantes del oficialismo, supuestamente a manos de opositores, pero no dijo que extendería la investigación hacia grupos armados del chavismo", comentó.

Además, resaltó que el propio Nicolás Maduro en diversas intervenciones públicas ha señalado a Henrique Capriles Radonski como el responsable directo de estos ocho muertos, advirtiendo que tendrá que responder por ello ante la Constitución y la ley.

Pero "la decisión de investigar sólo los homicidios de los afectos al oficialismo supone la existencia de un grupo de privilegiados cuyas muertes importan más que las otras 16 mil 30 reconocidas por el Ministerio de Relaciones Interiores (MRI) en 2012", advirtió.

El criminólogo agregó que muchos de los sucesos donde resultaron muertos estos ciudadanos venezolanos, no ocurrieron por el conflicto postelectoral sino por la "inseguridad cotidiana", que el gobierno pretende desconocer y de la cual poco habla.

"Es bueno observar que si Henrique Capriles es investigado por estas muertes, el gobierno de Maduro también debería ser investigado por las decenas de muertes que ocurren todos los fines de semana en el país, ya que no ha hecho nada para evitarlas", sentenció.

El analista aclaró que igualmente hay 270 personas detenidas como consecuencia de las 115 protestas, incluidos los cacerolazos, que manifiestan haber sido víctimas de torturas y de un uso exagerado de la fuerza por parte de funcionarios policiales y militares.

Briceño León dijo que la politización de la actividad policial tampoco garantiza que serán hallados los responsables en los casos en que los motivos del crimen no coincidan con la versión aportada inicialmente por el gobierno nacional.