Plasmó en su obra Nicandro Puente sus preocupaciones sociales

El prolífico artista mexicano Nicandro Puente, a quien se recuerda mañana que se cumplen ocho años de su muerte, es considerado uno de los creador más importantes del país, pues destacó por sus bocetos, dibujos, fotografías, "plotters" y murales.

Entre la obra más relevante del también fundador de la Red Urbana de Muralismo Comunitario, se encuentran seis murales realizados en diversos edificios del complejo habitacional Nonoalco Tlatelolco, de esta ciudad.

Nicandro Puente Eguía, quien vio la primera luz el 16 de marzo de 1953 en Tamaulipas, fue un hombre preocupado por el entorno social del país y por las necesidades de su gente, lo cual se ve reflejado en sus obras.

La mayoría de sus creaciones, plasmadas en el centro-norte de esta ciudad, fueron asistidas por el grupo de muralistas que fundó a finales de la década de los 60.

Entre las obras mural que realizó al frente de dicha red destacan: "Tlatelolco, raíz y expresión de México", "Homenaje a la mujer", "Tlatelolco 1985: sismo y resurrección" y "Tlatelolco, héroe y mártir de las libertades. 1968", que actualmente decoran algunos de los costados de edificios en Tlatelolco, y que Nicandro Puente desarrolló a partir de 1997.

Como el mismo autor explicó en una de sus diversas columnas publicadas para el periódico "El mañana", de Nuevo Laredo, la Red Urbana de Muralismo Comunitario fue posible gracias a las "manos voluntarias que fueron entretejiendo la solidaridad y el color como si fuera un sueño".

Su intención era contribuir al mejoramiento visual del entorno urbano, agrega el muralista tamaulipeco, para "producir bienes culturales comunitarios, que reforzaran la identidad de la zona y de sus propios habitantes".

De acuerdo con la biografía del artista, que Artes e Historia México difunde en su sitio de Internet, Nicandro Puente también fue promotor y coordinador de programas culturales y de capacitación social en distintas instancias.

Estudió pintura y dibujo en el Instituto Tamaulipeco de Bellas Artes, donde demostró una gran calidad artística, misma que le valió en 1969 montar diversas exposiciones alrededor del país y del mundo.

Asimismo, fue subdirector académico de la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado (ENPEG) "La Esmeralda", del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

En 1987 Nicandro Puente fue seleccionado en el Salón Nacional de Pintura del INBA y un año más tarde en la Bienal de Río Grande, en Texas, al sur de Estados Unidos.

Entre sus destacadas exposiciones, se encuentran: "Bocetario", en Texas; "Obra reciente", en Madrid y en el Festival Europalia de Bélgica, así como "Dibujo y Pintura", "La luz desnuda" y "Signos seriales", en Tamaulipas, Sonora y Monterrey, respectivamente.

A causa de un padecimiento en el corazón, el destacado muralista falleció la noche el 14 de agosto de 2005 en la Ciudad de México, dejando un amplio legado entre el que destaca el colorido plasmado en los edificios de Tlatelolco.