Es "Wicked" el reto más grande para De la Cueva y Anzaldúa

Ana Cecilia Anzaldúa y Cecilia de la Cueva enfrentarán el reto más grande en sus carreras cuando el próximo 19 de agosto inicien los ensayos del musical "Wicked", bajo la dirección de Lisa Leguillou.

"'Wicked' implica un reto de los pies a la cabeza, desde el primer ensayo hasta la última función. Físicamente es una obra muy difícil, vocalmente es todavía más difícil, así que será uno de los más grandes retos de mi carrera", afirmó Anzaldúa, quien dará vida a "Elphaba".

Ceci de la Cueva aseguró que ya se come las uñas de los nervios por empezar los ensayos de la historia donde interpretará a "Glinda", la bruja buena del norte.

"'Wicked' es el resultado de mucho trabajo, disciplina y pasión. Cuando se trabaja con mucha disciplina, corazón y sabiendo a dónde vas, siempre llegas al lugar que quieres y yo llegué a una burbuja en el siguiente musical", aseguró.

Recordó que con la actriz Paola Gómez ("Mentiras") jugaba a estar en "Wicked" y a partir de octubre será su sueño hecho realidad en el escenario del nuevo teatro ubicado en la Plaza Carso.

Asemejarse a la personalidad de "Glinda" no será complicado para ella, pues se identifica mucho con ella y dialogar con Anzaldúa tampoco será arduo porque "somos lados opuestos".

"No es broma cuando les digo que nos llevamos tipo 'Elphaba' y 'Glinda', pues yo llego al camerino y siempre me toca con ella de compañera. Pongo mi árbol de Navidad rosa y ella me lo apaga y me lo esconde. Es muy bonito porque ni siquiera tenemos que fingir, jugamos el papel muy seguido", apuntó De la Cueva.

Debido a que en los próximos días iniciarán su preparación en el ambicioso proyecto teatral de Ocesa Teatro, ambas actrices se despidieron este domingo del musical "Mentiras" durante una función muy emotiva.

Al finalizar, sus compañeros del reparto les obsequiaron diversos objetos alusivos a "Wicked" dedicándoles emotivas palabras de despedida. También se proyectó una semblanza que resaltó sus logros en el teatro.

Ana Cecilia Anzaldúa resaltó que en "Mentiras" deja una gran familia de amigos luego de participar durante una temporada inicial de ocho meses. Después hizo una pausa para irse a "La línea del coro" (2010-2011) y regresó hace dos años.

"Los voy a extrañar como una loca, también extrañaré a 'Mentiras', pero me voy feliz, satisfecha y con muchas expectativas de estar en 'Wicked'".

Resaltó que "Mentiras" fue una gran escuela, sobre todo porque puso a prueba su capacidad histriónica para hacer comedia, ya que debutó en la obra con el personaje de "Lupita" y después se convirtió en una de las pocas actrices que hace el resto de los personajes: "Daniela", "Dulce" y "Yuri".

"Tuve que hacer a los cuatro papeles por necesidades de la obra, ya que cuando inició 'Mary Poppins' nos dejó Majo Pérez, quien era 'swing' y yo tuve que cubrir a todos. Ahora me voy más completa, flojita, flexible, más aprendida y más vivida", destacó la joven actriz.

Cecilia de la Cueva subrayó que todos en "Mentiras" son una gran familia porque conviven casi 12 horas al día la mayor parte de la semana.

"A veces no vemos a nuestros papás, hermanos o novio. Por eso es que dejar esta obra significa desprenderme de algo tan personal y hermoso en el corazón para dar paso a algo nuevo. Siempre es difícil, pero sabemos que es por algo nuevo, hay que crecer", apuntó.

Los ensayos de "Wicked" tendrán una duración de dos meses durante 10 horas al día.