Presenta Quiero Club nueva producción en Auditorio Nacional

Más unida que nunca y en su regreso triunfal a los escenarios, la agrupación mexicana Quiero Club llegó al Lunario del Auditorio Nacional para descargar toda la energía y baile que se desprende de su nueva placa "El techo es el suelo", con la cual demostró estar más vigente que nunca.

Después de las 22:00 horas y tras una espera de casi dos horas en las que el grupo 60 tigres calentó los motores de este "show", la banda integrada por Darío, Iván, Piojo y Roger, pusieron a bailar a todo el foro capitalino al ritmo de "No hay nadie", primer tema que se desprende de su nuevo disco.

"Gracias por venir, esta canción es muy especial, porque le da nombre al nuevo disco, el cual esperamos les haya agradado", señaló la vocalista segundos antes de entonar "El techo es el suelo", tema que fue aclamado por los fans, quienes no dejaron de externar su euforia a través de gritos, brincos y aplausos.

A esta canción le siguieron otras más de la mencionada producción, que el grupo regiomontano interpretó en el orden en el que se presentan en el disco, y que fueron coreadas por los presentes como si fueran canciones clásicas en la discografía de la banda.

Los silbidos estuvieron presentes en todo momento, así como los gritos de emoción que hacían juego con las luces que hicieron de la velada una noche inolvidable, tanto para los fans como para la banda quien se mostró emocionada en todo momento.

En momentos como "Let Da Music" y "Minutos de aire", la emoción era tal que un pequeño grupo de asistentes brincaba formando un espacio que se asemejaba a un baile de Slam, pero sin golpes, sólo brincos.

No falto el clásico grito que externó el amor de los seguidores por algún miembro de la banda durante canciones como "Cuerpo", Días perfectos" y "Ciudades", que a pesar de ser temas recientes fueron bien acogidos.

Quiero Club hizo bailar a todos los asistentes del Lunario durante casi dos horas, en las cuales el ambiente no permitía nada más que pasarla bien, y aunque el moverse entre los espectadores era difícil, al momento de bailar nada más importaba que dejarse llevar por las notas de la banda.

Como en casi todas las presentaciones de Quiero club, el momento fulminante del recital se dio cuando sonaron las primeras notas de "No coke", tema emblema de la banda y que en esta ocasión no fue la excepción, pues hizo vibrar de emoción, felicidad y mucho baile al foro, que para esta hora era toda una fiesta.

El clásico grito de "otra" al momento de despedirse, logró tener buen resultado, cuando la banda regreso a tocar unos minutos más, no sin antes reiterar su agradecimiento por el apoyo y cariño que les ha proferido a cada uno de los integrantes durante sus casi ocho años de carrera.