Vislumbran panorama económico sombrío en Venezuela

El programa del actual gobierno de Venezuela apunta a profundizar los controles puestos en marcha en los últimos años, por lo que el panorama económico que se le presenta al país es sombrío, afirmó hoy el economista José Guerra.

"Esta propuesta de gobierno contribuirá a acentuar los controles y la centralización, por lo que el panorama que se le presenta a Venezuela es bastante sombrío", advirtió el ex directivo del Banco Central de Venezuela en entrevista con Notimex.

Guerra, director de la Escuela de Economía de la pública Universidad Central de Venezuela, señaló que en realidad este programa fue elaborado por el hoy fallecido presidente Hugo Chávez, con el propósito de ponerlo en práctica durante el sexenio 2013-2019.

"Nicolás Maduro (como presidente) no ha pronunciado ni enunciado un solo plan, que haya salido de su elaboración, para explicarle al país cómo va hacer para encarar los graves problemas que Venezuela enfrenta", explicó el catedrático.

Guerra señaló que el Plan de la Patria que sigue Maduro no hace referencia a los problemas inmediatos de la economía, que se acentuaron en el primer trimestre de 2013, como la restricción en el acceso a las divisas y el control de precios, que han generado inflación y escasez.

"Aun cuando es necesaria una flexibilización cambiaria, el Plan de la Patria no maneja ningún objetivo en el que se asome esa posibilidad. Sólo indica que se incrementarán las compras del Estado y se acentuarán los controles para combatir la especulación", dijo.

Guerra indicó que no existe en el programa ninguna oferta destinada a fortalecer la economía nacional, mediante acciones coordinadas entre el Estado y el sector privado de la economía, por lo que se prevé que las importaciones seguirán en ascenso.

"El tema de la propiedad social, el rescate de tierras, las expropiaciones y confiscaciones, ocupan gran parte de la agenda del gobierno, en su empeño de empujar al país hacia el llamado socialismo del siglo XXI", observó el catedrático.

Guerra recalcó que las políticas "desacertadas" de la gestión anterior dejaron a la economía en situación de "extrema fragilidad", ya que su potencial productivo fue severamente afectado y por eso el país está imposibilitado de exportar bienes distintos al petróleo.