Emite INBA condolencias por muerte de Mireya Cueto

El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) emitió sus condolencias por el fallecimiento de Mireya Cueto, esta mañana en la ciudad de México a causa de un derrame cerebral.

A través de un comunicado, el Instituto la reconoció como una de las titiriteras más importantes que ha tenido este país y destacó que sus trabajos hayan estimularon la imaginación de los niños.

Originaria de la ciudad de México, la escritora y dramaturga nació el 3 de febrero de 1922, en un núcleo familiar de artistas, su padre y madre, Germán y Lola Cueto, eran ya unos reconocidos titiriteros.

Estudió Historia Moderna y Contemporánea en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y cursó estudios intensivos de arte para niños en el Protestant School Board de Montreal, Canadá.

A lo largo de siete décadas, se dedicó a la investigación, producción y dirección de teatro de títeres, así como a la creación de filminas para el Instituto Latinoamericano de Comunicación Educativa.

Otras de las labores que realizó fue escribir guiones de televisión y producir programas radiofónicos, entre ellos "El Quijote" para Radio Educación y "El Periquillo Sarniento" para la Dirección General de Radio y Televisión (RTC), de la Secretaría de Gobernación.

La Premio Nacional de Literatura Infantil "Juan de la Cabada" 1978, dirigió el proyecto para la formación de grupos de teatro de títeres para campesinos, en la Secretaría de la Reforma Agraria.

Además, fue cofundadora del Teatro Tinglado y en 1992 estrenó, bajo el formato de teatro de sombras, la obra "San Juan de la Cruz, poeta místico", presentada también en el Festival Internacional de Títeres de Bilbao, en 1994.

En el mismo formato, realizó el mito griego de "Perséfone", que estrenó en 1995 en el Festival Cultural San Ángel, con una beca del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca).

Participó, además, en el II Festival Nacional de Títeres "Mireya Cueto", organizado por el Conaculta, donde dictó la conferencia magistral "La historia de los títeres contada por ellos mismos".

En 2006 fue invitada a Buenos Aires por la Universidad San Martín y expuso en el Museo Nacional de Títeres Mané Bernardo algunos de sus títeres, grabados y dibujos.

Su pasión por el arte titiritero quedó inmortalizado en los libros: "La boda de la ratita y más teatro"; "La cigarra, el chapulín y la hormiga", y "El Cuento más antiguo", así como en el ensayo "Apuntes sobre la experiencia artística".

Es de mencionar que a manera de homenaje, en 2001, la Coordinación de Desarrollo Cultural Infantil Alas y Raíces a los Niños creó el Festival Nacional de Títeres "Mireya Cueto".