Asumirá gobierno federal su responsabilidad para impulsar crédito:SHCP

El Gobierno Federal como la banca comercial, deben asumir su responsabilidad para ampliar la oferta de crédito en el país y el impulso del desarrollo de México, aseveró la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El titular de la dependencia, Luis Videgaray Caso, dijo que las responsabilidades de la presente administración girarán en torno de cinco grandes ejes, los cuales generarán las condiciones para que exista más crédito y más barato.

"Sin duda, la banca tiene una responsabilidad; pero también tiene una responsabilidad el gobierno", manifestó en su discurso de clausura de la 76 Convención Bancaria.

La primera responsabilidad, dijo, es la estabilidad macroeconómica, toda vez que los episodios de inestabilidad y de crisis -como los vividas en el pasado en México- el efecto que tienen sobre el otorgamiento de crédito "es devastador y prolongado".

De ahí que "si la estabilidad macroeconómica es la obligación fundamental que tiene el gobierno para poder lograr un entorno favorable al crédito, tengan ustedes la certeza de que el gobierno de Enrique Peña Nieto está comprometido".

En segundo lugar señaló que no se puede generar un entorno favorable a la expansión del crédito si no se tiene un crecimiento económico, ya que reconoció que el país está creciendo muy por debajo de lo que necesita para superar las condiciones de pobreza y de lo que sería su potencial real.

En ese sentido, Videgaray Caso destacó que la agenda de reformas que impulsa el presidente de la República a partir del Pacto por México, tiene como gran objetivo el acelerar el crecimiento económico.

Por lo que "sin duda es la segunda obligación que tiene el gobierno para permitir un crecimiento de la oferta de crédito, el que exista crecimiento económico sostenido, no por un año o por un trimestre, sino que exista un entorno de crecimiento sostenido y sostenible".

En tercer lugar, dijo, está la banca de desarrollo al ser un sector excesivamente conservador, por lo que ha llegado el momento de tener una visión más equilibrada sobre este para evitar los excesos y los malos manejos vividos en el pasado y que le costaron mucho a México.

Para ello, precisó, se buscará una banca de desarrollo con mucho mayor dinamismo, que trabaje con la banca comercial y con otros intermediarios financieros para acelerar de forma inteligente, moderna y responsable la oferta de crédito, que actúe en favor del desarrollo del mercado financiero en México y de la inclusión.

El secretario de Hacienda definió como cuarto eje la existencia de un buen regulador que vele por la solidez, las buenas prácticas, la transparencia en el sistema financiero, en un entorno de mayores retos, de riesgos distintos, que derivan de la globalidad y de la gran interconexión que existe entre los intermediarios.

"Nos corresponde ser un regulador justo, y sí, hay que decirlo, nos corresponde como autoridad ser un regulador que le dé un servicio eficaz y atento a las entidades reguladas de todos tamaños, desde en la búsqueda de una autorización hasta una consulta", manifestó.

Y por último, y no por ello menos importante, dijo, como quinto elemento, la responsabilidad que tiene la autoridad para fomentar el crédito, es crear un entorno jurídico e institucional propicio para ello y que es a través del Estado de derecho.

"Una expansión del crédito que se basa en los fundamentales de la economía y no estímulos artificiales, que pueden revertirse más adelante", destacó el titular de la SHCP.