Senadores perredistas urgen aprobar Ley de Participación Ciudadana

Senadores del PRD llamaron a los legisladores aprobar la Ley de Participación Ciudadana que permita llevar a cabo el referéndum mediante el cual se tome la opinión de la ciudadanía sobre qué reforma energética se debe aprobar en el Congreso.

Los senadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Miguel Barbosa, Manuel Camacho Solís, Armando Ríos Piter y Mario Delgado, aseveraron que la aprobación de la Ley de Participación Ciudadana sería la solución a los conflictos políticos y sociales que buscan una reforma energética.

Los legisladores presentaron en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión una iniciativa para crear la Ley de Participación Ciudadana que permita a la población tomar decisiones sobre asuntos de interés nacional, como el caso del régimen de propiedad del petróleo y en general de la reforma energética.

En conferencia de prensa, el líder de la bancada del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, indicó que ese órgano legislativo debe ir por una reforma política profunda y que el PRD lo hará, no sólo en lo electoral, sino por una reforma que modernice y democratice el ejercicio del poder.

"Hemos planteado una ruta para que sea en agosto cuando aprobemos, como parte de una reforma política profunda, una ley de participación ciudadana que permita llevar a cabo el referéndum", refirió.

"Ya tiene predicción constitucional, sin embargo, requiere una reglamentación de ley secundaria y estamos construyendo todo el andamiaje jurídico para la consulta del pueblo de México", abundó.

Barbosa Huerta subrayó que es importante que las comisiones se reúnan para empezar a desahogar la discusión de dictámenes, y en su caso, su aprobación.

En su oportunidad, el senador Manuel Camacho Solís explicó que modificar el régimen de propiedad del petróleo es una decisión de Estado que sólo puede ser de alto consenso político y social, de tal trascendencia que sería totalmente incorrecto realizarla sin tomar en cuenta a los ciudadanos.

Ante la inminente decisión del presidente Enrique Peña Nieto de reformar la Constitución para modificar el régimen de propiedad del petróleo, se deben dar los pasos necesarios para realizar una consulta popular, expresó.

Dicho ejercicio, expuso, puede ser convocada si dos por ciento de la lista nominal de electores lo solicita, y será el Instituto Federal Electoral (IFE) el encargado de organizarla y la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) verificará la constitucionalidad de la materia.

"El referéndum con carácter vinculatorio es la solución al conflicto político y social que se daría si una decisión de esta trascendencia se aprobara sin el consentimiento de la sociedad", remarcó.

De ser aprobada la propuesta en agosto, el presidente de la República, los legisladores o la ciudadanía podrían solicitar la realización de la consulta y sería ésta una gran experiencia para la vida democrática, aseveró.

"Por primera vez en la historia, la decisión más importante para el futuro de los ciudadanos la tomarían los ciudadanos", aseguró Camacho Solís.

A su vez, el senador Mario Delgado mencionó que es una gran oportunidad que se tenga la reforma energética en puerta y que ésta sea consultada en consenso con la ciudadanía, ya que se requiere legitimidad.

En tanto, el senador Armando Ríos Piter expuso que el PRD ofrece una ruta de construcción, un modelo de cambio político que permita la participación democrática y ciudadana.

Que esa participación en la consulta "nos dé un indicio de hacia dónde hay que dirigir una discusión tan trascendente, como la que implica el sector energético en el país", finalizó.