Investigan a firma de Texas sospechosa de defraudar a mexicanos

Agentes federales estadunidenses investigan a una firma del sur de Texas, sospechosa de defraudar por cientos de miles de dólares a inversionistas mexicanos, bajo la falsa promesa de visas permanentes a ellos y sus familias en Estados Unidos.

Órdenes de allanamiento y declaraciones juradas ante una Corte Federal en McAllen, Texas, indican que el FBI investiga desde 2012 al Centro Regional USA Now por fraude, transporte de propiedad robada y lavado.

De acuerdo con los documentos en la Corte, agentes federales catearon las oficinas de la compañía y las casas de sus propietarios, Marcos y Bebe Ramírez a principios de este mes.

Los denominados "centros regionales" son empresas privadas autorizadas por el gobierno estadunidense para reclutar inversionistas extranjeros bajo al programa de visas de inversionista EB-5.

Los centros, ubicados en áreas donde el gobierno busca fomentar el desarrollo económico, reúnen a inversionistas extranjeros dispuestos a invertir por lo menos medio millón de dólares en proyectos que generen empleo, a cambio de autorizarles una visa EB-5.

Si el plan de negocios presentado por el inversionista extranjero es aprobado por la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía, el inversionista y cada miembro de su familia puede calificar para recibir la residencia en este país por una inversión.

Una vez que el inversionista demuestre que su dinero ha creado o ha preservado 10 empleos directos o indirectos durante dos años, su estatus de residencia en este país se vuelve permanente y al cabo de cierto tiempo puede solicitar su ciudadanía estadunidense.

Los centros regionales están diseñados para actuar como intermediarios entre los desarrolladores y los inversionistas extranjeros que buscan un lugar para colocar su dinero.

Según el material promocional del Centro Regional USA Now, muchos de sus clientes obtuvieron sus visas y residencia permanente en un plazo de cuatro meses.

Sin embargo, de acuerdo a los expedientes judiciales, las autoridades federales sospechan que la compañía "operaba más como un esquema Ponzi", también conocido como pirámides.

Los Ramírez tomaron el dinero de sus clientes, lo gastaron en sí mismos, y pagaron dividendos a los inversionistas con el dinero aportado por nuevos clientes, de acuerdo con la argumentación presentada por el FBI para obtener una de las órdenes de allanamiento.

Indica que en uno de los casos, un inversionista del estado mexicano de Nuevo León dijo a los investigadores haber otorgado a USA Now medio millón de dólares en agosto de 2010.

El documento precisa que Bebe Ramírez trasladó el dinero a la cuenta de otra compañía que ella administraba y que ese mismo día giró un cheque por seis mil 500 dólares a una agencia de venta de autos como pago del enganche de un automóvil Mercedes-Benz.

Un año después, el inversionista, que no fue identificado en el documento, recibió 433 mil dólares como un retorno de su inversión, aunque las autoridades sostienen que el dinero provino de la cuenta de otro cliente de USA Now.

En abril de 2011, otro inversionista mexicano supuestamente dio dinero para invertir en un proyecto de desarrollo energético.

En vez de ello, Bebe Ramírez tomó 54 mil dólares y adquirió otro automóvil Mercedes-Benz a su nombre.

Las leyes federales limitan a 10 mil, la cantidad de visas EB-5 que se emiten anualmente.

En los últimos años, el programa se ha vuelto cada vez más popular. El año pasado, más de siete mil 600 visas de este tipo fueron emitidas, un cien por ciento más que en 2011.