Procuraduría ambiental regresa a su hábitat a 280 cocodrilos de río

Con el objetivo de preservar la especie, 280 cocodrilos de río fueron devueltos a su hábitat natural en Angostura, Sinaloa, informó la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

En un comunicado, la dependencia informó que la vuelta de los reptiles a su hábitat natural se debió a la creación de una unidad de manejo de vida silvestre, donde se garantizará el cuidado de los animales.

Los cocodrilos estaban en posesión de un particular que los cuidaba y aceptó entregarlos voluntariamente al criadero de cocodrilos "Bahía de Santa María" en el referido municipio de Sinaloa.

La Profepa precisó que la citada unidad fue creada con el apoyo de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales.

La estancia se denomina "Cocodrilos de Chiricahueto", cuyo representante legal es Heriberto Salomón Arellanes. El nuevo refugio animal recibió la instrucción de garantizar la crianza, reproducción y conservación de estos animales.

Esta especie de cocodrilo se encuentra en la lista de especies amenazadas de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010.

En la actualidad, los ejemplares cuentan con aproximadamente dos años de edad, y no se descarta que con mayor madurez alcancen hasta cinco metros de largo.

Inspectores de la procuraduría la entrega y resguardo de los cocodrilos de río que se realizó sin eventualidades ambientales.