Plantean programa de impulso a agroindustria de Palma de Coco

Con el fin de impulsar la agroindustria del cocotero, diputados federales entablan pláticas con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) para que en el presupuesto de 2014 se etiqueten recursos para poner en marcha un programa integral.

El presidente de la Comisión Especial para Impulsar la Agroindustria de la Palma de Coco y Productos Derivados, Silvano Blanco Deaquino, detalló en un comunicado que se plantea que la Sagarpa se comprometa a incluir y etiquetar recursos económicos para el próximo año, que se espera aumente la asignación a través de la Cámara de Diputados.

Informó que entre los primeros pasos que se tienen que dar está renovar las plantaciones de coco en el país, pues "hay una problemática muy fuerte que tiene que ver con que las plantaciones de coco en algunos casos son plantaciones muy viejas, por lo tanto se vuelven improductivas".

Señaló que uno de los objetivos es tener laboratorios donde se produzcan las semillas de alta calidad que se requieren para renovar las plantaciones y apoyar la comercialización de sus productos.

Dijo que se pretende impulsar la investigación científica para el mejoramiento de las semillas de la planta del coco por medio de biofábricas instaladas progresivamente en los 14 estados de la República que cuentan con una agroindustria de la palma.

Esto sería, abundó, principalmente en estados como Guerrero y Colima, que ubican al país en el quinto lugar de producción en el mundo.

Para implementar esta técnica de laboratorio en todo el país, que consiste en extraer de la pulpa del coco miles de embriones, se requiere de una gran e importante inversión porque México es pionero en este tema a nivel internacional, especificó.

"Viene gente de diferentes partes del mundo a Yucatán para ver ese proceso, donde hay huertas demostrativas de plantas que se han obtenido a través de este proceso", indicó.

En ese sentido, comentó que la producción de la palma de coco permite la industrialización de diversos productos y subproductos derivados que cuentan en el mercado con una amplia demanda.

Entre ellos destacó a la industria de los cosméticos, de las bebidas y de los alimentos, quienes producen aceites, leche, cremas, carbón activado y fibras, entre otros.

Además la explotación correcta de la palma de coco representa una ventana de oportunidad que se le abriría a México respecto de sus competidores asiáticos.

El diputado federal destacó el trabajo que se realizó en Manzanillo, Colima, donde el experto Carlos Oropeza Salín presentó los trabajos de investigación y desarrollo científico que en esta materia desarrolla el Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY).