Más empleos formales para combatir pobreza, proponen empresarios

El presidente de la Concanaco Servytur, Jorge Dávila Flores, opinó que es necesario modificar el enfoque subsidiario o asistencialista del pasado por uno productivo y basado en la generación de empleos formales, para solucionar de fondo los niveles de pobreza en el país.

Dijo que hoy seis de cada 10 empleos están en el mercado informal, por lo que aumentar el número de fuentes de trabajo con seguridad social, como el Instituto Mexicano del Seguro Social o el Infonavit podría constituir una vía eficaz para abatir la informalidad.

El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur) expuso que de acuerdo con cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el número de personas que viven en pobreza pasó de 52.8 millones, en 2010, a 53.3 millones en 2012.

Además, en 2010 las personas en situación de pobreza extrema sumaron 12.9 millones, en tanto que en 2012 registró un descenso para quedar en 11.5 millones, cifra que, dijo el representante empresarial, aún es alta.

Dávila Flores refiere que los estados que registran mayores índices de pobreza como Chiapas, Guerrero y Puebla, con 74.7, 69.7 y 64.5 por ciento, en ese mismo orden, coinciden con los que en 2012 reportaron los mayores porcentajes de informalidad.

Asimismo, en las entidades con mayores niveles de pobreza extrema, como Chiapas, con 32.2 por ciento; Guerrero, con 31.7 por ciento, y Oaxaca, con 23.3 por ciento, prevalecen altos niveles de informalidad.

En contraparte, el líder del comercio organizado señala que "las entidades que menor porcentaje de pobreza presentaron en 2012 fueron Nuevo León, con 23.2 por ciento; Coahuila, con 27.9 por ciento y el Distrito Federal, con 28.9 por ciento, lugares donde también hay menos población en la informalidad".

Así, señala, la medida concreta para combatir la informalidad sería garantizar que los apoyos que otorgan los programas gubernamentales para el combate a la pobreza, que provienen de las aportaciones fiscales de los ciudadanos y que son producto de la economía legal, volvieran a la misma mediante vales canjeables en empresas formales.

Con medidas como la antes citada, concluya Dávila Flores, el país podría alcanzar crecimientos de 6.0 por ciento anual, además de generar un millón de empleos para alcanzar mejores niveles de bienestar para la población.