Arroyo insta a no anteponer reforma político-electoral a la energética

El presidente de la Cámara de Diputados, Francisco Arroyo Vieyra, exigió no anteponer la reforma político-electoral a la energética, "ya que todo tiene sus tiempos, sus ritmos y de ahí habría que ver cuáles son los dictámenes que están listos para ir al pleno."

"Yo creo que los políticos y los legisladores tenemos que estar a la altura de las circunstancias y ver que a este país le están urgiendo las reformas estructurales que permitan el crecimiento y las mejores posibilidades de vida para los mexicanos", afirmó.

"Cuando hay trabajo, cuando los labriegos están en sus tierras, cuando las pequeñas y medianas industrias están funcionando, los problemas de violencia, de inseguridad, y el problema de actitud entre los mexicanos, es otro".

Entrevistado al término de la inauguración la audiencia pública "Las mipymes y su fortalecimiento desde el Legislativo", mencionó que "tenemos que, sin dejar ningún tema de lado ocuparnos de inmediato del crecimiento económico".

Pero también, apuntó, revisar todos aquellos temas que tengan que ver con un régimen de gobierno y con normalidad democrática.

Sin embargo, aclaró, no anteponer uno al otro porque el proceso parlamentario tiene sus tiempos y ritmos.

En cuanto a la postura del PAN y PRD de que se apruebe primero la reforma político-electoral y después la energética, el legislador del Revolucionario Institucional pidió no anteponer una a otra.

Urgió a los partidos políticos a que aprueben en su momento las reformas estructurales, "porque hay una conclusión que es universal y es que el modelo económico como lo tenemos ahorita, en 20 años no ha sido capaz de reducir los índices de pobreza".

"Algo está mal y por eso necesitamos hacer las reformas para crecer y hacerlo sin ningún ambaje y sin ningún complejo", indicó.

El legislador del Revolucionario Institucional, señaló que no quiere adelantar ningún tema de la eventual reforma fiscal y dijo esperar la iniciativa que enviará el Ejecutivo al Congreso de la Unión.

"Creo que en la próxima reforma fiscal se va aplicar aquel viejo apotegma de la madre superiora que dijo que a todas. Es decir que a todos nos va a tocar poner algo"