Dejan lluvias humedad para cultivos en Tlaxcala

Las lluvias de la presente temporada han dejado hasta el momento una buena recarga en mantos acuíferos, amplia humedad y ligeras afectaciones a la población, informaron instancias federales y estatales.

El Instituto Estatal de Protección Civil (IEPC) señaló que a diferencia de 2012, cuando las precipitaciones provocaron desbordamiento en ríos de la entidad, en esta temporada las afectaciones son mínimas y sólo se reportan encharcamientos y algunas viviendas afectadas en sus techos.

Mateo Morales Báez, director general del organismo, señaló que las afectaciones más importantes se presentaron entre el 16 y 17 de julio en los municipios de Nanacamilpa y Ayometla, donde algunas casas registraron daños en sus techos de lámina de cartón.

Las afectaciones no han sido graves, no tenemos reportes de lesionados o fallecidos a consecuencia de alguna contingencia por lluvias, y en esos municipios, "se apoyó a las familias con láminas de asbesto", resaltó.

El funcionario dijo que los pobladores de esos municipios, "se les brindó apoyo con láminas, mientras que por otra parte en el Centro Histórico de esta capital se produjeron algunos encharcamientos a los cuales se les dio atención de manera inmediata".

El balance hasta el momento es positivo ya que las lluvias han dejado humedad en terrenos de labor y buena captación de agua en las presas de la entidad, subrayó Morales Báez.

Por su parte, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó que durante julio en Tlaxcala se presentaron lluvias por arriba de la media histórica, lo que será benéfico para los cultivos de la entidad.

Blanca Rivera Lecona, jefa de la Unidad de Comunicación Social de la Dirección local del organismo, señaló en entrevista con Notimex que las lluvias del mes que está por terminar, "fueron realmente muy buenas para las tierras de cultivo y presas".

La funcionaria federal explicó que las precipitaciones fluviales acumuladas del mes de julio fueron de más de 150 milímetros, faltando todavía de contabilizar las lluvias que se pudieran presentar hoy.

"En este mes de julio, las lluvias han sido muy buenas, de gran beneficio para Tlaxcala porque nos ha llovido más de lo que es la media establecida para el estado", resaltó.

Rivera Lecona detalló que "la media histórica para un mes de julio es de 109.8 milímetros y nos ha llovido hasta ahorita 158.5 milímetros".

Expuso que esto es positivo porque significa casi un 50 por ciento más precipitación fluvial que en otros años.

La funcionaria expresó que esta situación ayudará a los cultivos de la entidad en dos sentidos, primero a que la tierra tenga más humedad y no sea necesario surtir a los terrenos agrícolas del agua de las presas. "En segundo término, las presas captaron más agua durante este mes", refirió.

La vocera de la Conagua Tlaxcala adelantó que en los próximos días se hará un recorrido por las 16 presas de la entidad para ver el llenado que lograron por las más recientes precipitaciones fluviales, que fueron las más intensas del año.

"El último reporte, el de mes de junio, señalaba que las presas se encontraban alrededor del 60 por ciento de su capacidad", detalló la funcionaria.

Dijo que en este momento se realizan obras de prevención y mantenimiento en los cauces de dos ríos en el municipio de Huamantla.

Recordó que durante la temporada de lluvias del año pasado hubo un desbordamiento de un río en el municipio de Ixtacuixtla, el cual inundo las calles de esa comunidad, afecto cultivos y los productores agropecuarios sufrieron perdidas de animales de traspatio.

Actualmente, después de los trabajos que realiza la Brigada de Atención a la Infraestructura y Emergencias del organismo, "no hemos tenido problemas" durante esta temporada en ese municipio.

Se realizan en este momento acciones de prevención "en los ríos Meca y Guadalupe, en Huamantla, en ambos ríos estamos haciendo trabajos de ampliación de la sección hidráulica y desazolve de las dos corrientes".

A su vez, campesinos de comunidades como Tizatlán señalaron que las precipitaciones fluviales han permitido el desarrollo de cultivos como maíz, frijol y haba.

Mario Vázquez, productor agrícola de esta población, perteneciente al municipio de Tlaxcala, señaló que en esta ocasión las lluvias no han sido torrenciales por lo que no han dañado los cultivos.

En otras ocasiones "las lluvias han inundado nuestro cultivos, y por eso subía el precio de la tortilla", situación que ahora no se ha presentado, indicó.