Consideran clave tema de paz en recta final de gobierno de Santos

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, entra en la última etapa de su gobierno, con el reto de lograr un acuerdo de paz con las FARC que le garantice una eventual reelección, afirmó hoy el analista Luis Eduardo Salcedo.

En entrevista con Notimex, el investigador social consideró que el futuro de la negociación de paz con las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) será "clave" para Santos, en el año que le resta de mandato.

"Sin duda una eventual aspiración a la reelección estará ligada al éxito o fracaso de los diálogos que sostiene el gobierno de Santos con esa organización insurgente" en La Habana, Cuba, para poner fin al conflicto armado interno, dijo Salcedo.

El jefe de Estado le apuesta a un acuerdo con las FARC antes de terminar este año, lo que según analistas, le despejaría el camino para anunciar su postulación a un segundo mandato en las elecciones presidenciales de mayo próximo.

Según el vocero de la Asamblea Permanente por la Paz, un acuerdo con la guerrilla más antigua y numerosa de Colombia, tras 50 años de guerra interna, tendría un "impacto mediático" que beneficiaría la aspiración electoral de Santos.

"Eso lo saben las FARC y por eso están aprovechando la situación para sacar la mayor ventaja posible de la negociación" que sostienen con el gobierno colombiano desde el año pasado en La Habana, dijo el dirigente social.

Para Salcedo es claro que los opositores al proceso mantendrán su estrategia de "crear mal ambiente" al diálogo de paz, con su argumento de que ignora a la víctimas del conflicto y deja en la impunidad los delitos de las FARC.

La mayor arremetida en contra de Santos se espera de los sectores que siguen las orientaciones del ex presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez (2002-2010), los cuales se inclinan por una salida militar a la guerra interna en Colombia.

El ex gobernante busca con su movimiento Centro Democrático acceder a un buen número de curules en el Congreso y llevar al candidato que sea escogido por esa fuerza política, a suceder en el cargo a Santos, en el próximo cuatrienio.

Aunque el jefe de Estado colombiano anunciará solo en noviembre próximo una decisión sobre si se postula a un segundo mandato en los comicios de 2014, sus intervenciones a favor de una reelección de sus políticas lo dan como un hecho.

Para lograrlo, Santos tendrá el gran desafío en los meses que le restan de consolidar el proceso de paz con las FARC, en el cual el gobierno ha concentrado sus esfuerzos, para ganar terreno político y consolidar su imagen.

Los diálogos de paz, que tienen a Cuba y Noruega como garantes y a Chile y Venezuela como acompañantes, giran sobre una agenda que incluye el acceso a la tierra, salidas al problema del narcotráfico y reparación a víctimas del conflicto interno.