Demanda el cabildo de gobierno de San Diego a su propio alcalde

El cabildo de gobierno del condado de San Diego demandó hoy a su propio alcalde por querer pasar a su administración la cuenta de abogados que lo defienden de la demanda en su contra por acoso sexual.

Todd Gloria, el presidente del cabildo de gobierno, dijo que la mayoría de los regidores decidió negar al alcalde Bob Filner el pago de sus abogados y demandarlo por querer usar en servicios personales los recursos públicos.

Es el segundo revés importante para Filner en menos de dos semanas, luego de que el comité local de su propio partido, el Demócrata, le pidiera también por mayoría que dejara el cargo para prevenir divisiones internas en el instituto político.

Al mismo tiempo surgió en entrevista de radio una octava mujer que denunció ser víctima de acoso sexual por parte del alcalde.

El alguacil del condado mantiene por su parte una línea telefónica exclusiva para recibir denuncias anónimas de hostigamiento sexual contra el alcalde y hasta ahora no ha presentado un reporte.

Filner enfrenta una demanda civil de parte de la primera mujer que lo acusó de acoso, su ex vocera Irene McCormack.

También enfrenta una campaña formal de destitución, que entre agosto y septiembre buscará reunir 101 mil 597 firmas de electores registrados, el 15 por ciento de los que votaron en noviembre, para procesar su retiro del cargo y sustituirlo mediante unan nueva elección.

Aparte, su prometida lo abandonó y se fue a Los Angeles herida, según dijo, de que el alcalde cortejara en mensajes de texto con contenido sexual a otras mujeres enfrente de ella.

También tres de sus más cercanos colaboradores en la campaña del alcalde el año pasado y una de las dos senadoras federales de California, Diane Feinstein, han opinado que es mejor que Filner deje el cargo.

El alcalde planea ir a terapia intensiva dos semanas a partir de mediados de agosto y dijo que "con el tiempo" podrá demostrar cambios, lo que implica que piensa conservar el puesto.