Dejan 18 muertos y casi 50 heridos nuevos atentados en Irak

Varios atentados con explosivos y coches bombas sacudieron diversos puntos de Irak, entre ellos dos mezquitas, causando al menos 18 muertos y cerca de 50 heridos, además de daños a edificios y vehículos, informaron fuentes policiales iraquíes.

Por lo menos siete personas fallecieron y 21 resultaron heridas por el estallido de un artefacto cerca de una mezquita chiíta ubicada en el suburbio de Huseiniya, en el norte de Bagdad.

En el oeste de Bagdad, otra bomba colocada cerca de una mezquita sunita explotó anoche dejando dos fieles muertos y cuatro lesionados.

En otro episodio de violencia, un policía perdió la vida y ocho civiles resultaron heridos al estallar un coche bomba frente a un juzgado en la localidad de Al Dur, 15 kilómetros al este de Tikrit, capital de Salahedin.

En tanto en un barrio de Baquba, capital de la provincia oriental de Diyala, una bomba explotó en una cafetería, dejando un saldo de ocho muertos y 14 heridos, reportó la agencia de noticias Aswat al-Iraq.

Estos sucesos ocurren dos días después de que una ola de atentados, reivindicados por la rama de Al Qaida en Irak, causó la muerte de 47 personas y heridas a 200 más.

Alrededor de 17 explosiones con coches bomba ocurrieron el lunes pasado en concurridas calles, mercados y zonas comerciales de ciudades y localidades en el sur de Irak, así como en Bagdad y los distritos chiitas de Ciudad Sadr, Habibiya, Bayaa, Risala y Al Shaab.

Los constantes atentados ponen de relieve el deterioro de la seguridad en Irak, donde cerca de 900 personas han muerto desde el 10 de julio cuando comenzó el mes del Ramadán y casi cuatro mil desde que inició este año.

La violencia ha reavivado temores de una vuelta a un conflicto abierto en un país donde los kurdos, los chiitas y los sunitas todavía tienen que encontrar una manera pacífica y justa para compartir el poder.