Resalta Pérez Molina fortalecimiento de policía en lucha contra narcos

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, atribuyó hoy al fortalecimiento de la capacidad institucional de las fuerzas de seguridad el éxito en un operativo contra un poderoso grupo del crimen organizado.

El gobierno destacó el reciente operativo contra narcotraficantes que ultimó a nueve policías el pasado 13 de junio en el municipio de Salcajá, occidental departamento de Quetzaltenango.

"Los guatemaltecos no tenemos por qué vivir en esta situación (de violencia), sé que hay problemas, pero se han incrementado las capacidades de las instituciones responsables de la seguridad", dijo el mandatario en su programa de televisión semanal.

En compañía de los ministros de Gobernación, Mauricio López Bonilla, y de Defensa, general Manuel López Ambrosio, expuso los detalles del denominado Operativo "Dignidad" que en 15 días desarticuló al grupo del crimen organizado que dominaba en la región fronteriza con México.

Dijo que los esfuerzos conjuntos de los ministerios de la Defensa, Gobernación y del Ministerio Público (MP) permitieron erradicar a la banda de la región del departamento de Huehuetenango, cuya población vivía atemorizada por el accionar de los criminales.

El grupo del crimen organizado se dedicaba al narcotráfico, tráfico de personas, trasiego de armas, secuestros y extorsiones, entre otros delitos, en el departamento de Huehuetenango, en la frontera con México, según las autoridades.

"Estamos mostrando las capacidades y hacia dónde caminamos con una Policía más eficaz y más comprometida", enfatizó el ministro de Gobernación, quien precisó que en los 15 días de los operativos no se ha reportado ninguna muerte violenta en la región.

Detalló que en 30 días se hizo la investigación criminal, con base en trabajo de inteligencia civil, y que en otros 15 del Operativo "Dignidad" se realizaron 128 allanamientos y se cumplieron 34 capturas de supuestos "miembros de la estructura criminal" responsable de la muerte de los policías.

En las acciones de las fuerzas de seguridad se han incautado 33 pistolas, 12 fusiles, nueve de ellos de alto poder, precursores químicos para elaborar drogas y una gran cantidad de dinero en dólares, quetzales y pesos mexicanos.

En la operación que continúa se han decomisado bienes como fincas, casas, 65 vehículos, 15 de ellos blindados, 43 caballos "pura sangre", 67 gallos finos, entre otros recursos que serán objeto de la Ley de Extinción de Dominio.

López Bonilla aclaró que la estrategia de seguridad "Dignidad" continuará hasta que se logre la captura del cabecilla de la banda, Eduardo Villatoro Cano, alias "Guayo", prófugo de la justicia, junto a otros cuatro de sus cercanos colaboradores, quienes tienen órdenes de captura internacionales.

El titular de la Defensa dijo por su parte que colaboran en la operación soldados de las brigadas especiales de Operaciones de Selva y de Montaña, y del batallón élite del Ejército, kaibiles, quienes utilizan vehículos de tecnología avanzada y artillados.